Rodolfo Hernández, ¿El Trump criollo? – Una sorpresa anunciada-

En nota periodística de Página 10 realizamos un análisis de lo que sería la jornada electoral de este 29 de mayo en Colombia. Anunciamos el paso a segunda vuelta de RODOLFO HERNÁNDEZ y la desinflada de Federico Gutiérrez. Podemos afirmar que no nos equivocamos y que acertamos casi que en un cien por ciento.
En nuestro concepto la balanza la inclinaría ese factor que denominamos como EL VOTO SILENCIOSO. Es decir el de aquellos indecisos que sin Partido ni caciques votarían en contra o a favor de determinado candidato.
Sobra decir que el gran derrotado es el uribismo con Federico Gutiérrez. El gran triunfador el ingeniero RODOLFO HERNÁNDEZ. Se le puede otorgar una VICTORIA agridulce a GUSTAVO PETRO URREGO.
RODOLFO HERNÁNDEZ salió de la nada, de ser una simple opción lejana y utópica hasta convertirse en el verdadero ganador de estas elecciones presidenciales en su primera vuelta.
Federico Gutiérrez jamás cuajó entre los electores, es decir fue el peor de los candidatos surgidos del movimiento uribista y de derecha. Ni su imagen ni su figura lo presentaban como un estadista o un gobernante, sumado al pésimo gobierno de Duque y a la situación socio económica del país.
Gustavo Petro obtiene en las urnas los mismos votos de la segunda vuelta en el 2018. No sumó ni ganó adeptos. Todo indica que su fórmula vicepresidencial no fue la mejor y que su discurso no llegó a esa franja de indecisos. En las regiones, como lo expresamos, los viejos caciques y gamonales no permitieron la llegada de sangre joven y renovadora, su fórmula desgastada no permitió una mejoría electoral.
Todo hace ver que RODOLFO HERNÁNDEZ puede ser el Trump criollo que se lleve el triunfo en una segunda vuelta. Recibirá apoyo de las castas electorales derrotadas en primera jornada, de indecisos y de enemigos de Petro y su causa. Con eso bastaría para llegar a la Casa de Nariño. El ingeniero tiene de donde sumar y ampliar el apoyo electoral.
Para Gustavo Petro la situación se torna difícil y brumosa. Ya no tiene de donde sumar votos y los errores cometidos en esta jornada electoral pesarán duramente. Francia Márquez no puso votos, los obtenidos en la consulta del Pacto Histórico ya eran de Petro.
Se sentirá en las filas petristas la ausencia del Partido Liberal, que fue rechazado por Francia Márquez en evento público.
Rodolfo Hernández supo interpretar el sentir de un pueblo como el colombiano, cansado de polarizaciones y corrupción. En un estilo único y peculiar supo capotear estos dos fenómenos al punto de convertirse en un candidato que se mostró duro contra la corrupción y en medio de sus bravuconadas un verdadero conciliador. Lo único que lo puede derrotar es el resultado judicial que cursa en su contra por un sonado caso de corrupción y lo inhabilite para ocupar el solio presidencial.
No es censurable afirmar que Rodolfo Hernández puede ser un TRUMP CRIOLLO. Así es la democracia y el sentir de los pueblos.
Las huestes petristas cometieron el error de parecerse demasiado a las uribistas. Con un discurso fofo y fanatizado que no admite críticas ni sugerencias. De conciliadores dieron un salto a la exclusión y el rechazo, liderados en las regiones por políticos tradicionales que no dieron la talla.
Los votos de Petro son esos. Los de Hernández son todos.

Comentarios

Comentarios