Se extiende un año más intervención del Hospital San Andrés de Tumaco

 Para continuar con el proceso de fortalecimiento y recuperación del Hospital San Andrés de Tumaco (Nariño), el Gobierno Nacional extendió por un año más la intervención forzosa para administrar que desarrolla la Superintendencia Nacional de Salud.

Esta medida fue prorrogada hasta el 22 de septiembre de 2021 con el propósito de avanzar en el fortalecimiento de la capacidad instalada, el mejoramiento de la producción de servicios, el plan de saneamiento contable y financiero, y la total ejecución de los 2.498 millones de pesos asignados por el Fondo de Salvamento y Garantías para el Sector Salud (Fonsaet).

Gracias a la intervención, el hospital ha garantizado la prestación de los servicios de salud a la población, brindando atención con normas de bioseguridad clínica, calidad, accesibilidad, efectividad y oportunidad disminuyendo así los riesgos en salud y logrando fortalecer la confianza de los usuarios y familia.

Desde el inicio de la emergencia sanitaria, y como parte de las directrices de la Supersalud, la ESE ha fortalecido la atención a todos los usuarios y la debida protección de su personal asistencial y administrativo, con la dotación de los elementos de protección personal y la toma de pruebas PCR.

La Resolución Ejecutiva 117 del Ministerio de Salud y Protección Social señala que el proceso de intervención administrativa realizado en los últimos años por la Supersalud muestra avances en la búsqueda del equilibrio presupuestal, en el cumplimiento de la meta de facturación planeada y en la depuración de los estados financieros.

Los 6.000 millones de pesos asignados durante la vigencia 2017 se han destinado al pago de deudas de personal de planta, contratistas, servicios públicos, proveedores de servicios, proveedores de insumos y medicamentos y procesos jurídicos laborales.

El principal hospital de referencia de Tumaco muestra además avances en la gestión y recuperación de cartera y un incremento sostenido de la facturación hasta el primer trimestre de 2020.

La ESE presenta un cumplimiento del 100% en las acciones de defensa judicial teniendo en cuenta que responde en términos los diferentes requerimientos de los despachos judiciales consistentes en la contestación de demandas, interposición de recursos, asistencia a audiencias, entre otros.

Durante la emergencia sanitaria el hospital realizó la adecuación de su infraestructura para contar con 15 camas de unidad de cuidado intensivo y 70 camas de aislamiento, gracias al compromiso de las administraciones departamental y municipal, así como del sector privado.

El agente especial interventor designado por la Superintendencia, Pedro Espitia, se encuentra gestionando diferentes proyectos de inversión para dar continuidad al mejoramiento de las condiciones del Hospital, y el apoyo de la entidad territorial para avanzar en la definición de las fuentes de financiación para esos proyectos.

Esto también le puede interesar: En estos 4 años, el hospital San Andrés de Tumaco no pudo ser recuperado.

Comentarios

Comentarios