Turismo, inversión pública y alianzas, claves para el Pacífico nariñense

Estos fueron algunos de los aspectos calificados como grandes retos para trabajar en Nariño, y específicamente en Tumaco, para lograr una reactivación económica tras la crisis causada por la pandemia.

Lo anterior, teniendo en cuenta que actualmente, a causa del COVID-19, la informalidad en el municipio es del 88 % y el cierre del comercio representa un 98 %. Esto conlleva una de las tasas más altas de desempleo en el país: 90 %.

A este panorama se refirieron los panelistas invitados a la charla “Retos para la reactivación económica, pospandemia en el Pacífico nariñense”, que formó parte de la “Primera jornada de la apropiación jurídica y empresarial virtual en Tumaco”, organizada por la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Tumaco y la Cámara de Comercio de Tumaco.

En este diálogo participaron el profesor Jorge Iván Bula Escobar, de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNAL Sede Bogotá; Raúl Araújo, director de competitividad y productividad empresarial de la Cámara de Comercio de Tumaco; Andrés Tarquino Franco y Luis Alberto Rosas Ortega, empresarios de la región; y Marcela Aragón, directora de la Escuela Taller de Tumaco.

Entre los grandes problemas que presenta Nariño está la conectividad, pues la penetración de su internet está por debajo del 3 %, menos de la mitad de la media nacional, pues el país cuenta con una penetración de banda ancha de alrededor del 13 %. Ello representa una clara desventaja frente a los mecanismos virtuales que hoy se presentan como necesarios para enfrentar la pandemia.

Por otro lado, hay baja creación de empresas y las ya existentes tienen una interacción regional muy baja: 6 % e internacional: 1 %.

Principales retos

El profesor Bula indicó que entre los grandes retos que tiene el departamento está el turismo, que “debería ser un eje central en la reactivación, lo que llevaría al fortalecimiento de la bioseguridad en la oferta hotelera, y además a capacitar para brindar alojamiento nativo, el cual tiene gran potencial. El ecoturismo, el agro-ecoturismo y el aviturismo serían focos importantes”.

La inversión pública fue otro aspecto que mencionó, pues es un mecanismo para generar empleo. En esta zona en particular, “volver a hacer del puerto una actividad central del municipio y del departamento, sería una forma en el muy corto plazo de poder generar algunos empleos importantes para la región”.

Además, es importante fortalecer el comercio en línea; la formación del capital humano en el ámbito universitario, técnico y tecnológico; y nutrir el saber hacer de los pescadores artesanales, pues la actividad pesquera es muy importante en la región.

Los panelistas también consideraron necesario articular esfuerzos del Gobierno nacional con las autoridades departamentales y municipales, pero además lograr alianzas más allá del territorio a través de mecanismos como la Alianza del Pacífico (con Perú, Chile y México) y el corredor binacional Tumaco-Esmeraldas (entre Colombia y Ecuador).

Al respecto, el empresario Tarquino invitó a los tumaqueños a reactivar la economía de su municipio con alianzas con empresas ecuatorianas.

El empresario Rosas hizo un llamado para que se protejan sus cadenas productivas: “hoy mismo estamos viendo el tema de nuestros campesinos paperos, cómo han venido siendo afectados por el comercio abierto, donde las importaciones vienen menguando nuestra actividad primaria”. Aseguró que lo mismo sucede con los productos lácteos, pescaos y mariscos, por lo que es importante tomar conciencia para consumir productos colombianos.

Empresarios, a poner su granito de arena

Los empresarios de la región tienen sus propios retos. Así lo señaló la directora Aragón, quien manifestó que la pandemia ha permitido identificar diferentes necesidades del mercado que pueden ayudar a mejorar.

En Tumaco, por ejemplo, muy pocas empresas estaban preparadas para comercializar virtualmente, por lo que deberían empezar a fortalecer el mercado digital y la implementación de estrategias que promuevan la venta de sus productos no solo a nivel local, sino también nacional. En este punto pone el foco en los empresarios agrícolas y agroindustriales.

El director Araújo mencionó que otro de los grandes retos está en la desinformación. Considera que los grandes desaciertos en la toma de decisiones se han dado por desconocer las realidades de los territorios. Por eso, desde la Cámara de Comercio de Tumaco, apoyaron la construcción de un plan maestro de estructuración: una guía para entender el territorio desde sus diferencias y particularidades, y así conocer cuáles son esas iniciativas que requiere entorno a la reactivación.

El diálogo contó con la moderación de Camilo Andrés Orjuela, contador egresado de la UNAL y parte del equipo organizador de este evento.

Comentarios

Comentarios