¿Una ministra acosadora?

33 visitas

Compartir artículo en:

Los nariñenses aplaudimos y celebramos el nombramiento de la nariñense Yesenia Olaya Requene como ministra de Ciencia; en múltiples notas periodísticas expresamos la gran satisfacción de contar con una representante en el gobierno nacional. Movidos por ese orgullo cursamos invitación a la ministra para rendirle un homenaje en tierra nariñense. En dialogo con la doctora Yesenia Olaya y su secretaria privada, Karol Cabral, acordamos la convocatoria de entidades, gremios y fundaciones de nuestro departamento en el ánimo de concertar políticas de ciencia, tecnología e innovación y rescatar algunos proyectos de tal naturaleza que se encuentran engavetados en el ministerio. Sorpresa nuestra cuando luego de diálogos, reuniones, presentación de agendas de trabajo y de adelantar toda una logística que nos permitiera un encuentro de la ministra con representantes de universidades, organizaciones y funcionarios del orden departamental y municipal nos encontramos con la sorpresa que a la ministra “No le interesa este encuentro” y mucho menos reunirse con su gente. Decepcionados y ofendidos nos correspondió informar de este desplante ministerial a los delegados de las diferentes entidades y organizaciones.
Fue tal el dolor de esta actitud que en medio de una conversación con la ministra Yesenia Olaya y ante una actitud tan poco usual y displicente con el departamento de Nariño, me atreví a expresarle en un chat (4 de marzo) que “Veo que su inteligencia se encuentra a la altura de su petulancia”. Desafortunadamente, no me equivoqué y la ministra afronta hoy una acusación de acoso laboral contra varios de los empleados y funcionarios del ministerio de Ciencia, tecnología e innovación. Así titula una nota periodística Infobae de fecha 10 de agosto de 2023 y suscrita por el periodista Juan Carlos Rodríguez Parrado: “Ministra de Ciencia es acusada de ejercer acoso laboral contra varios de sus empleados”. En este informe se deja en claro que “La presión que habría ejercido la ministra Yesenia Olaya sería la razón de la salida de varios funcionarios de la entidad en las ultimas semanas”. El asunto es tan serio y delicado que se envía una carta al mismo presidente de la república por parte de muchos funcionarios expresándole su malestar por la actuación de la ministra: “Las denuncias contra Olaya fueron radicadas a través de una carta redactada por funcionarios del ministerio al presidente de la República, Gustavo Petro. En el documento, los empleados emitieron una voz en la que acusaban a la ministra de ejercer malos tratos contra ellos, además de verse sometidos a presión y horarios extendidos, situación que se habría ido acumulando con el paso de los meses”.
El informe es claro cuando afirma que muchos empleados y funcionarios decidieron “dar un paso al costado” y no laborar más con la ministra. Se menciona y destaca el caso de la directora de gestión de recursos del ministerio, Elizabeth Orjuela Molano, que fallece el 15 de julio de 2023. Se expresa en este informe que “Molano habría presentado su carta de renuncia antes de su deceso que se registró a causa de un infarto que, según le indicaron funcionarios de la entidad a SEMANA, se habría generado a raíz de la elevada carga de estrés en su trabajo”. La directora administrativa y financiera, Yolanda Acevedo, habrá renunciado por las mismas causas. Igual acontece con la secretaria privada de la cartera ministerial, Karol Melissa Cabral, y el director de capacitación y divulgación Gustavo González, y la gestora de ciencia y tecnología Mónica Castiblanco.
En la misiva dirigida al presidente de los colombianos se indica que “Por miedo a las represalias que se puedan tomar frente a esta denuncia, los firmantes solicitan permanecer en el anonimato, hasta tanto se abra la investigación correspondiente o haya evidencia de la toma de medidas pertinentes para que esta situación cese”.
Con fecha 20 de julio de 2023 el medio periodístico INFOBAE publica que “Las denuncias de los funcionarios y del sindicato de trabajadores, en cabeza de Deyanira Duque, se sustentan principalmente en que actualmente hay presión, estrés, horarios extendidos y trabajadores sin contrato. Estas quejas se incrementaron en julio, luego de que se conociera de la muerte de una funcionaria del ministerio, al parecer, por un infarto producido por estrés. En diálogo con W Radio, un hombre que conoció a Elizabeth Orjuela Molano, la funcionaria que falleció, señaló que ella estaba sujeta a excesiva carga de trabajo y recaía gran parte de la responsabilidad de la entidad”.
Quizá no nos equivocamos cuando expresamos a la señora ministra de ciencia que “Veo que su inteligencia se encuentra a la altura de su petulancia”. Quien actúa con tal prepotencia y arrogancia frente al pueblo de Nariño no merece ningún homenaje o reconocimiento, merece simplemente el repudio de un pueblo que la elevó a ministra y recibe únicamente el desdén y la arrogancia. Lastima que el departamento de Nariño pierda una valiosa oportunidad de fomentar, promover y desarrollar proyectos de ciencia, tecnología e innovación en los diferentes municipios y que se esfumen valiosos recursos que pudieron contribuir con la superación de los altos índices de pobreza, atraso y miseria que nos caracteriza e identifican en el territorio nacional.
Una ministra que actúa así con su pueblo, con esa indolencia e indiferencia no merece reconocimiento alguno. Perdemos los nariñenses la valiosa oportunidad de generar procesos de ciencia en universidades, instituciones educativas y de innovación. Olvidó quizá la ministra que fue elevada a ese honroso cargo como una cuota y representación del departamento de Nariño y que como tal lo sensato y culto hubiese sido visitar a su gente para conocer sus necesidades y requerimientos en materia de ciencia y tecnología. Pierde Nariño, su academia, su intelectualidad.
Sea esta una lección y un llamado a nuestros representantes en el gobierno nacional para que piensen más en Nariño y en su desarrollo, para que pongan su trabajo en el servicio de un pueblo que requiere y necesita de manos amigas y del presupuesto nacional. Que se reúnan con su pueblo y su gente, que los escuchen y atiendan, que dejen su arrogancia y entiendan que su cargo es transitorio y debe ponerse al servicio de su región.
Desafortunado actuar de una ministra que no comprendió la coyuntura por la que atravesaba personal y profesionalmente y que dejó a la deriva a un departamento como Nariño. Doctora Yesenia Olaya, usted no nos representa pues, definitivamente “Veo que su inteligencia se encuentra a la altura de su petulancia”.

Comentarios de Facebook

SOBRE EL AUTOR

Compartir en:

NOTICIAS RECIENTES

PAUTE CON NOSOTROS

ARTÍCULOS RELACIONADOS