Universidad de Nariño rechaza donación de 3.600 libros.

Parece insólito pero el mundo de la cultura se sorprenderá y preguntará ¿Cómo es posible que el Consejo superior de la universidad de Nariño, resuelva devolver la biblioteca Emilio Bastidas, formada por 3.600 libros de literatura, historia, filosofía, cultura general? donada a la universidad por mí en 2013, es decir, hace más de siete años, para enriquecer la de la universidad como un bien cultural.  representativa de dos generaciones la de mi padre y la mía.
Se han perdido casi ocho años en que la biblioteca donada no ha sido abierta al público lector, sobre todo estudiantil, lo que es insólito y un atentado contra la cultura universal de los libros, que recibió un gran impulso con la invención de la imprenta en el siglo XV.
La medida del Consejo superior es inquisitorial, arbitraria, por despreciar los bienes de la cultura, como si fueran enemigos del hombre y no valieran nada.
Cuando el país de la cultura conozca la medida del Consejo superior, pensará asombrada que la cultura, la importancia, el significado del libro, del lector, han sido menospreciados, humillados y ofendidos, y llamará a un juicio a los responsables.
La devolución de la biblioteca también se ha hecho con el pretexto de que no hay un espacio físico disponible y que algunos libros están en mal estado, como si fuera una biblioteca inmensa como la de Alejandría, que fue incinerada por los bárbaros, y la universidad no tuviera un laboratorio de refacción de los libros.

Comentarios

Comentarios