Candidato a la gobernacion de Nariño fue declarado fiscalmente responsable por detrimento patrimonial a titulo de falta grave

82 visitas

Compartir artículo en:

La Contraloría General de la República emitió un fallo de responsabilidad fiscal en fecha diciembre 27 de 2022 en el cual en toda la parte considerativa se señala como responsable por detrimento patrimonial al hoy candidato a la gobernación de Nariño por el Pacto Histórico, Luis Alfonso Escobar en su condición de ordenador del Gasto. De acuerdo a este fallo las entidades afectadas son la Gobernación de Nariño y el municipio de Tumaco, siendo determinada la cuantía del daño indexada en CIENTO NOVENTA Y CUATRO MILLONES TRESCIENTOS CUATRO MIL CUATROCIENTOS OCHENTA Y OCHO PESOS M/CTE ($194.304.488). De acuerdo a algunas manifestaciones de rechazo por parte de los seguidores del candidato a la gobernación de Nariño, se hace necesario aclarar que al momento de proferirse el auto su candidatura no se encontraba en firme y era un hecho prácticamente improbable. Razón para descartar todo intento de persecución política o un complot contra su postulación. Cuestión que deja ver también el nivel de liderazgo del candidato y no aceptar lo que a todas luces es verdad. Nariño requiere liderazgos con carácter y que no se victimicen ante este tipo de cosas, y mejor asuman con gallardía la situación. Igual la sanción no lo inhabilita y dado el caso en que quede en firme el fallo podría pagar para evitar ser reportado en el boletín de responsables fiscales de la Contraloría General de la República.

Primera parte: Contraloría sanciona a candidato del Pacto Histórico a la gobernación de Nariño

El fallo deja en claro el asunto tratado: “La Gerencia Departamental Colegiada de Nariño de la Contraloría General de la República, en ejercicio de la competencia establecida en los artículos 267 y 268 de la Constitución Política, modificados por el artículo 1° del Acto Legislativo 4 de 2019, los artículos 53 y 54 de la ley 610 de 2000, la ley 1474 de 2011 y la Resolución Organizacional No. 0748 de 26 de febrero de 2020, emanada de la Contraloría General de la República, procede a proferir el presente Fallo dentro del Proceso de Responsabilidad Fiscal No. 2018-00888, adelantado como consecuencia del procedimiento de atención a Denuncia No. 2017-119976-80524-D por las presuntas irregularidades en el manejo de los recursos públicos provenientes del Sistema General de Participaciones programa agua potable y saneamiento básico servicio de acueducto”. Contempla los HECHOS y los describe   claramente: “El Departamento de Nariño a través de la Dirección del Departamento Administrativo de Contratación, suscribió el día 17 de abril de 2015, el Contrato de Consultoría No. 555 con WSP SERVICIOS SAS, representada legalmente por el señor JORGE ELIECER CELIS TORRES, cuyo objeto consistía en la elaboración de estudios y diseños para la optimización y ampliación del acueducto del centro poblado de Candelillas del municipio de Tumaco Nariño, por el valor de CIENTO CUARENTA Y OCHO MILLONES OCHENTA Y SEIS MIL SEISCIENTOS DIECISEIS PESOS M/CTE ($148.086.616,00), con un plazo de ejecución de cuatro meses contados a partir de la fecha de suscripción del acta de inicio”.

Se deja clara constancia en el fallo emitido que “El día 30 de junio de 2017, por fuera del término de ejecución del contrato, se llevó a cabo la remisión al Ministerio de Vivienda Ciudad y Territorio del proyecto objeto del contrato, el documento establece que el valor del proyecto es de $8.364.010.927 en etapa de inversión, a ser financiado por SGP Municipio y SGP Departamento, indicando que el proyecto contiene 963 folios, 102 planos y 20 anexos”.  Con extrañeza se deja constancia que “El 31 de agosto de 2017, se suscribe por parte de la Alcaldía de Tumaco, la segunda presentación ante el Mecanismo de Viabilizarían del Viceministerio de Agua y Saneamiento Básico, del Proyecto de Optimización y ampliación del acueducto del centro poblado de Candelillas municipio de Tumaco Nariño, cuyo valor total de obra civil, suministros e interventoría asciende a la suma de $.9.012.333.630. Lo cual representa un incremento de 7.75% con respecto del valor del proyecto identificado en la presentación hecha en la fecha 30 de junio de 2017”. Un incremento que debe justificarse y que requiere el visto bueno de las diferentes entidades y dependencias que vigilan el proyecto.

El 1 de noviembre de 2017 se informa a la interventoría que NO existe uno de los documentos más importantes para proceder a la materialización del proyecto en mención “el único requisito faltante por evidenciar en este punto de evaluación corresponde al Certificado de Libertad y Tradición o posesión de los predios que requiere el proyecto, cuya documentación de identificación ha sido incluida en el proyecto, pero la responsabilidad de adquisición y titularización correspondería a la entidad territorial”. Clara advertencia de la falta o ausencia de un requisito imprescindible y esencial. Curiosa y extrañamente y pese a todas las advertencias y peticiones el PDA en comunicación No. 2018ER0046071 de fecha 7 de mayo de 2018 establece respecto de este proyecto que: “…Con base al proceso 555-2015 cuyo objeto era el proyecto de estudios y diseños para la optimización y ampliación del acueducto del centro poblado de Candelillas del Municipio de Tumaco Nariño; es preciso establecer que hasta la fecha el proyecto se encuentra finalizado los productos objeto de la consultoría y recibidos a satisfacción por parte de la interventoría. Es preciso manifestar que el proyecto fue presentado ante el MVCT, haciéndose una revisión de la cual se afinaron y detallaron algunos considerandos de orden técnico pero desafortunadamente hasta fecha no ha sido factible su radicación oficial ante el ente viabilizado, toda vez que el municipio de Tumaco no ha podido aportar la legalidad de los predios donde se construirían las estructuras fijas del proyecto, condicionadamente este que ha determinado la posibilidad de radicar el proyecto ante el MVCT. Por su parte el PAP PDA Nariño se ha requerido al municipio de Tumaco con el fin de acceder al condicionante anteriormente expuesto, no obstante, y pese a los esfuerzos efectuados por Tumaco, no ha sido factible obtener la gestión predial correspondiente”. Así mismo se deja constancia que “En la misma comunicación se establece que el PAP PDA Nariño no ha adelantado gestiones respecto a requerimientos o procesos sancionatorios al contratista”.

Como resultado de ese desgreño administrativo se expresa que “Lo anterior trae como consecuencia que se hayan cancelado hasta el momento unos recursos del orden de $54.538.726,17 para la realización de la consultoría, sin que los productos resultantes de la misma cumplan el fin para el cual fueron contratados. Debe establecerse que a medida que el tiempo transcurre, los productos obtenidos con una consultoría requieren de actualización y/o adaptación a nuevas circunstancias y normatividad, como puede ser: caudal disponible en la fuente, características químicas del agua a tratar, población a servir, etc., lo anterior sumado al incremento en el precio de materiales y mano de obra, que consecuencialmente incrementa el presupuesto de inversión en el Proyecto. Dicha actualización a la nueva circunstancias, normatividades y precios del mercado, obligan a la contratación de una nueva consultoría con lo cual se invertirán nuevos recursos que incrementan el daño, sin que hasta ese momento se haya dado solución a la problemática social que impulso en un primer término la proyección de la optimización y ampliación del acueducto del centro poblado de Candelillas”.

Solución que no llega, ni llegará. Los habitantes de candelillas son condenados a consumir agua no potable con todas sus consecuencias sanitarias, los niños y los ancianos, debido a su condición biológica son los más afectados siendo una de las localidades donde se concentra el mayor número de problemas de esta naturaleza.  La ausencia de un acueducto obliga a consumir aguas no tratadas, obtenidas de directamente del río con todas la problemáticas de residuos de químicos y desechos humanos y animales. El daño es de proporciones insospechadas y se prolonga en el espacio y en el tiempo sumiendo a su población en continuas crisis sanitarias, especialmente a la que se encuentra en edad infantil.  Cabe señalar que es un fallo histórico de 93 páginas  debido a las connotaciones sanitarias, económicas y sociales que son una clara muestra de desgreño administrativo, negligencia y afectación en materia grave del erario departamental.

Se determina que se violan y vulneran derechos constitucionales, normas y leyes claramente detallados en diferentes puntos del fallo. Igualmente se establece que las entidades afectadas son el Municipio de Tumaco y el Departamento de Nariño. y a “LUIS ALFONSO ESCOBAR JARAMILLO, en calidad de Secretario de Planeación y Ordenador del Gasto, quien suscribió orden de pago al Patrimonio Autónomo constituido para el manejo de los recursos del convenio”.

El secretario de Planeación Departamental, Luis Alfonso Escobar, es el ORDENADOR DEL GASTO y en consecuencia responsable de esta irregularidad que afectó y en materia grave a toda una población. Fue notificado por aviso el día 21 de mayo de 2019. (Folio.197), hecho que descarta toda presunta persecución política de la Contraloría General de la República o de sus contendores electorales. Los términos de ley se deben cumplir no obstante se presenten en medio de una contienda electoral. En los términos de Responsabilidad Fiscal “Con Auto No. 506 del 08 de octubre de 2021, la Gerencia Departamental Colegiada de Nariño de la Contraloría General de la República, profirió auto de imputación de responsabilidad fiscal en contra del candidato y demás implicados como responsables fiscales dentro del presente asunto. Los sujetos procesales presentaron dentro de la oportunidad escritos de defensa frente a la imputación, por lo que se torna procedente entrar a pronunciarse sobre ellos”. Se especifica que “Así entonces tenemos que, al Secretario de Planeación en virtud de delegación respecto de la ordenación del gasto, le correspondía ejercer control estricto respecto de la autorización de los pagos que se emitía en virtud del contrato”.

No ejerció un control estricto, impidiendo la cristalización de uno de los anhelos más perseguidos por los habitantes de Candelillas como lo es un acueducto. Se documento profusamente y se evidencia que “el señor Luis Alfonso Escobar Jaramillo, como ordenador del gasto, suscribió la orden de pago al Patrimonio Autónomo FIA correspondiente al anticipo del 21 de julio de 2015, sin verificar que el proceso de contratación cuente con los requisitos señalados en la norma para su ejecución y posterior viabilidad del proyecto. Recordemos que Certificado de Libertad y Tradición o posesión de los predios que requiere el proyecto, de acuerdo a lo dispuesto en la Resolución 1063 de 2016, era requisito esencial para iniciar el proceso de evaluación técnica de los proyectos presentados para evaluación. En este sentido, atendiendo que el predio donde se construiría el proyecto carecía de documento idóneo que acredite la titularidad o posesión del bien, el contrato en esos términos no debió haberse suscrito y mucho menos haberse autorizado el pago del anticipo”.  Dolorosa conclusión que deja entrever la negligencia e incapacidad administrativa para velar por los intereses de las comunidades, pero que no tuvo la idoneidad suficiente y necesaria para dar las voces de alerta que un proyecto de tal naturaleza y condición exigía.

 Es doloroso y lamentable leer muchos de los apartes del fallo por las connotaciones de índole humano y sanitario: “El Despacho evidencia que el mencionado contrato de Consultoría No. 555 de 2015, presente serias falencias en fase de planeación, en tanto que en sus estudios de conveniencia y oportunidad, pliego de condiciones y estudios previos no contemplaron los requisitos señalados en la norma para que los estudios y diseños para la optimización y ampliación del acueducto del centro poblado de Candelillas del municipio de Tumaco, objeto del contrato, fueran aprobados una vez surtida la evaluación por el Ministerio de Vivienda Ciudad y Territorio. En este entendido el ordenador del gasto estaba en la obligación de vigilar y velar porque el proceso de contratación cumpla con los requisitos previamente establecidos, cosa que no sucedió puesto que los mencionados diseños objeto del contrato hasta el momento no han prestado ninguna utilidad y beneficio para el Estado, motivo por el cual este Despacho encuentra que la imputación de responsabilidad fiscal a título de culpa grave se mantiene para con el encartado ESCOBAR JARAMILLO”.

Más allá de las implicaciones sanitarias o económicas, el asunto debe mirarse desde un trasfondo humano y humanitario, las implicaciones de orden moral y ético que compromete seriamente la idoneidad y el profesionalismo, un verdadera negligencia e incapacidad en el ejercicio de sus funciones legales y constitucionales.  No puede ignorarse los alcances reales de esta actuación que afecta seriamente la vida, honra e integridad de toda una comunidad. Cientos de niños, mujeres y población de la tercera edad se ven obligados a consumir agua no potable, a sufrir las consecuencias de un permanente estado de emergencia sanitaria y a contemplar desde su olvido y soledad como su acueducto se esfumó entre actos de negligencia y corrupción administrativa.

Candelillas sufre de sed, se debate entre la incertidumbre de contar algún día con un acueducto y la zozobra de saber que los dineros destinados para mitigar su angustia se perdieron merced a uno de sus hijos que no tuvo ni el cuidado, ni la preparación, ni el acierto de velar por el manejo adecuado de unos recursos que eran sagrados y que terminaron siendo el pasto de unas voraces fieras que nada les importó el destino de su propia raza o el cuidado de lo más sagrado como nuestros niños,  mujeres y ancianos. Candelillas arde, muere en su lamento perpetuo de agua…

Aquí puede descargar el fallo completo. 

 

Puede ampliar la información en la entrevista concedida por el fundador de Página 10, Mario Cepeda, al medio de comunicación El Contraste dirigido por el reconocido periodista David Sanchez, minuto 22:27.

Comentarios de Facebook

SOBRE EL AUTOR

Compartir en:

NOTICIAS RECIENTES

PAUTE CON NOSOTROS