Comuna 13: de sector deprimido a destino turístico

Mencionar la comuna 13 de Medellín es hacer memoria de una de las etapas más violentas que tuvo el país. Pero visitar este lugar en la actualidad, es sentir algo más que la simple curiosidad.

La Comuna 13 de Medellín, con 160 mil habitantes aproximadamente, es un centro turístico, de los más importantes del país. Por sus calles transitan centenares de turistas nacionales y extranjeros que son acompañados por guías que se encargan de narrar los episodios más violentos que vivió el país, y que con el paso de los años llegó a transformarse en una zona muy tranquila y segura de la ciudad.

Está ubicada en el occidente de la capital antioqueña, sobre unas laderas que lo que causan es pánico al observar casas construidas sobre casas. Sus calles son muy estrechas y serpentean entre sus empinaduras. Se conformó con la colonización de campesinos desplazados por la violencia, que fueron despojados de sus tierras o que no quisieron llevar peor suerte, como tantos compatriotas.

Este sector creció sin oportunidades laborales, de inclusión social o de servicios básicos, por lo tanto pasó a convertirse en el epicentro de la violencia. Aquí tuvieron asiento guerrillas como el Epl, Eln, M-19 y Farc. En la década de los 80, Pablo Escobar encontró entre la pobreza a sus mejores aliados conformando bandas de criminales, indicando el destino como la única oportunidad de ascenso social; con ello se incentivó la industria del secuestro, la extorsión, el ajuste de cuentas y los homicidios.

La violencia se recrudeció cuando el gobierno anunció la persecución al líder del Cartel de Medellín. En ese momento la Comuna 13 experimenta un fraccionamiento con la presencia de grupos paramilitares. El país vive un estado de terror por las retaliaciones de Escobar.

Luego del asesinato del capo a manos del Ejército, el 2 de diciembre de 1993, las bandas continúan en la zona y los combates se mantienen. El 16 de octubre de 2002, en el gobierno de Uribe Vélez, se llevó a cabo la Operación Orión, en la que intervinieron mil hombres de la Policía y el Ejército con la finalidad de perseguir a los milicianos de las guerrillas. El resultado nunca se conocerá con precisión: un centenar de muertos, otro más de heridos, 350 detenidos y 95 desaparecidos.

La pacificación de la Comuna 13 se iría logrando de manera paulatina por acuerdos entre las diferentes bandas que hacen presencia, inversión social de la Alcaldía de Medellín, con los Acuerdos de Realito y con acuerdos entre la Oficina de Envigado (heredera de Escobar) y las Autodefensas Gaitanistas.

En la actualidad todos esos hechos se recrean a través de una gran galería a cielo abierto. El graffitour es una manifestación a través del arte, de todos esos terribles momentos tuvo que vivir la Comuna 13 de Medellín, hoy convertida en un gran atractivo turístico que genera empleo y negocios. Atrás quedó el pasado violento, las fronteras invisibles y las bandas criminales.

Cientos de graffitis acompañan el recorrido con extraordinarias obras de arte, hechas por artistas de la Comuna 13, de otras regiones del país e internacionales que quisieron integrarse a este gran proyecto. Las escaleras eléctricas, con 130 metros de extensión, contribuyen a brindar al turista un poco de ayuda para descansar del empinado trayecto y una curiosidad de este transporte al aire libre y en un sector deprimido. Considero de mucha importancia que las agencias de viajes de todo el país y de fuera, ofrezcan como destino turístico la Comuna 13 de Medellín; de hecho, en internet se encuentran ofertas para visitar el lugar.

Es una experiencia agradable tomarse un capuchino en uno de los bares de la zona, una cerveza bien helada, un coctel, pero también se puede degustar platos típicos a precios muy económicos. Estamos seguros que te traerás de recuerdo: una camiseta, una gorra o una artesanía de las que se ofrecen en las callejuelas de la Comuna 13.

El atractivo turístico se complementa muy bien con el viaje en el Metro que lo deja muy cerca en la estación San Javier. La oferta para visitar Medellín se la puede hacer como centro la Comuna 13, pero el programa se puede diseñar con el Parque Arví, al que se llega por el Metro Cable; el Pueblito Paisa; el Salón Málaga, un lugar tradicional donde se puede recordar a Carlos Gardel escuchando tangos.

Recorrer las estrechas calles de la Comuna 13 es encontrarse con numerosos locales comerciales en los que se ofrecen artesanías, suvenires de toda clase, camisetas, cafeterías, restaurantes, comidas típicas, pero también grupos musicales y jóvenes que expresan sus habilidades corporales con el Hip hop.

La recuperación de la Comuna 13 para lograr su transformación se hizo con el aporte de los jóvenes de la comunidad que aportaron con su arte, la inversión de 10.000 millones de la Alcaldía de Medellín en 6 escaleras eléctricas (modelo único en el mundo) e inversión social.

Porque representa uno de los símbolos más grandes del pasado violento del país, por ser tranquila, turística y, sobre todo, por su capacidad para transformarse en una comunidad de paz, progreso y generadora de oportunidades de empleo, la Comuna 13 de Medellín es un ejemplo de transformación social en el mundo.

Sin mayores prevenciones, visiten la Comuna 13 de Medellín, es una experiencia diferente al turismo que estamos acostumbrados. Es la oportunidad de ver el turismo de otra manera. Les garantizo que es muy seguro, porque es la misma comunidad la que cuida lo que les ha costado esfuerzo construir.

Comentarios

Comentarios