Con apoyo internacional, UNAL avanza en proyecto Tumaco Pacífico Campus

23 visitas

Compartir artículo en:

Directivos de la UNAL del nivel nacional, la Sede Tumaco, la Sede Bogotá, y la misión de Inves International, Agencia Internacional de Cooperación de la Asociación de Municipios del Reino de los Países Bajos, se reunieron en la Hemeroteca Nacional de la UNAL para analizar los avances, logros y cuellos de botella asociados con las Fases I y II del proyecto Tumaco Pacífico Campus (TPC), revisar el plan de trabajo a seguir para fortalecer el trabajo académico adelantado y avanzar en la construcción de la infraestructura física del campus.

El proyecto TPC tiene dos componentes, el académico y el de infraestructura, este último planeado en tres fases: una primera que inició ejecución en mayo del 2018; una segunda que está lista para empezar, y una tercera programada pero que aún no cuenta con recursos, según indicó la profesora Amanda Lucía Mora Martínez, directora de la UNAL Sede Tumaco.

Durante la reunión, Corrado Minardi, representante del Reino de Países Bajos (cooperantes del proyecto), dijo: “hablo por el Gobierno de Holanda cuando digo que la visión de la UNAL coincide con la nuestra. Como cooperantes internacionales queremos bajar el desarrollo y el progreso de los escritorios y hacerlo realidad en los territorios. Estamos seguros y tenemos completa confianza de que trabajando de manera cercana llevaremos el proyecto a su culminación y lograremos el impacto que ambas entidades y países quieren realizar”.

Por su parte, la Profesora Dolly Montoya, rectora de la UNAL, señaló que “desde la Alta Dirección existe un compromiso total con la Sede Tumaco y el desarrollo del Proyecto Tumaco Pacífico Campus, y desde la Rectoría se preside un comité estratégico que periódicamente revisa el estado de los proyectos para la construcción de las Fases I y Fase II del campus, la cual será adelantada con el acompañamiento de la Sede Bogotá”.

Educación del escritorio al territorio

Según el censo de 2018 adelantado por el DANE con proyección al 2020, con 257.052 habitantes, en el Distrito Especial San Andrés de Tumaco solo el 3 % de la población tiene actividad económica estable, mientras que el 90 % se dedica a la pesca. Los indicadores de educación del mismo censo indican que solo el 4,7 % tiene acceso a educación superior, y de estos solo el 2,6 % tiene acceso a la profesionalización, es decir cerca de 300 estudiantes al año.

Por su parte, la profesora Mora destaca que “la presencia permanente de la UNAL en el territorio, además de contribuir a la formación de profesionales competentes, íntegros, capaces de liderar la transformación social y económica que demanda la región, facilita la innovación y la generación y transferencia de conocimiento; en conclusión, constituye una estrategia institucional para aportar al desarrollo, la construcción de paz y el buen vivir de las comunidades”.

“En nuestra Sede Tumaco ofrecemos 64 de los 97 programas que tiene la UNAL en sus sedes andinas, los cuales abarcan diferentes áreas del conocimiento. Desde la entrada en funcionamiento en 2015, se ha tenido una gran demanda, representada en cerca de 18.000 aspirantes”, comenta.

La Sede Tumaco adelanta sus actividades de formación a través del Programa Especial de Admisión y Movilidad Académica (Peama), que les permite a los estudiantes adelantar sus tres primeros semestres en las sedes de frontera y continuar su proceso en las sedes andinas de la Universidad, como parte de su formación complementaria.

A la fecha 1.046 estudiantes han realizado su movilidad académica, y en 2021 la Sede Tumaco le entregó al territorio sus primeros 8 egresados, profesionales en diferentes áreas del conocimiento que impactarán de manera positiva en sus comunidades.

Estado del proyecto de infraestructura

En el marco de la visita de seguimiento del cooperante internacional, la Universidad reiteró la información presentada en los informes que forman parte del Acuerdo de Subvención vigente entre las partes, recordando –como ya es conocido por la comunidad académica– que la construcción de la obra civil de la Fase I del proyecto se asignó a la firma Miroal Ingeniería S.A.S, mediante el contrato de número 14 de 2017, la cual fue seleccionada ese año mediante invitación Pública. El contrato finalizó por vencimiento de su plazo contractual, el 23 de septiembre de 2021.

Aunque mucho se ha hablado de que la obra está represada, la directora Mora aclara que desde el reinicio de la obra civil, el 1 de noviembre de 2019, la supervisión de la UNAL instó al contratista de obra civil a través de la firma interventora (Consorcio Intereducativo 2018), a ejecutar el cronograma de obra en el marco del plazo contractual establecido en el contrato 14 de 2017. No obstante, según los informes de la interventoría, durante el proceso constructivo se fueron presentando retrasos en el cronograma de obra.

La docente aclara que las instancias institucionales competentes están al tanto de lo ocurrido en la ejecución del contrato, a fin de que las circunstancias acaecidas se tengan en cuenta para los fines a que haya lugar, en particular en el marco de la liquidación contractual que está en curso.

Por su parte, el cooperante internacional lamenta el lento avance en la Fase I de la obra del TPC, pero mantiene en su interés de seguir apoyando a la UNAL para lograr el objetivo propuesto por las partes en el Acuerdo de Subvención.

El éxito del encuentro entre la UNAL y los representantes del Reino de Países Bajos, que contó con la participación de la Dirección de Relaciones Exteriores (DRE) de la UNAL, como eje articulador en procesos de cooperación internacional, se debió al buen trabajo y la preparación por parte de todo el equipo.

Comentarios de Facebook

SOBRE EL AUTOR

Compartir en:

NOTICIAS RECIENTES

PAUTE CON NOSOTROS