¿Feliz Día Del Periodista?

573 visitas

Compartir artículo en:

Por: Tirso Benavides Benavides

 

Nueve de febrero. Día del Periodista en Colombia. Una fecha que más que celebrar hay que conmemorar. Una jornada para reflexionar sobre el papel del periodismo, oficio que Gabriel García Márquez calificó como el mejor del mundo.

Y no es para celebrar porque el ejercicio de informar es además del mejor, siguiendo al Nobel, uno de los más riesgosos. Sobre todo en nuestro contexto.

Para no ir tan lejos en el tiempo, ayer en medio de las marchas realizadas en varias ciudades para pedir la pronta elección del remplazo del fiscal Barbosa, la FLIP (Fundación para la Libertad de Prensa) denunció 3 agresiones a periodistas por parte de los manifestantes. Y es que ahora, la mayoría de ataques registrados, según señalan los informes de esta organización y otras que se ocupan del tema tienen su origen en ataques que provienen del Gobierno.

Como si fuera poco, a los enemigos de la prensa de siempre: grupos ilegales de todas las raleas, políticos corruptos, conglomerados económicos con abundantes fondos y oscuros intereses, los carteles de la droga y un largo etcétera, ahora se suma el ataque constante desde la Casa de Nariño, en cabeza del señor presidente.

“Continúan estigmatizando a medios y periodistas, creando un clima de intolerancia, antagonismo y criminalización contra la prensa (…) Petro acusa a los medios de mentir, de desprestigiar su gestión, de participar en un supuesto ‘golpe blando’ en su contra”, afirmó la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) en su informe anual presentado en noviembre del año pasado.

Según el índice Chapultepec, instrumento de medición de la SIP, Colombia se encuentra en la categoría de restricción de libertad de expresión. “Valoradas las dimensiones, Colombia obtuvo 52,30 sobre 100 puntos desmejorando su calificación y evidenciando un deterioro en el ejercicio de la libertad de expresión y de prensa, quedando clasificada como un país donde existe restricción parcial para el ejercicio de estos derechos humanos”, se lee en el informe.

En este mes y medio del 2024 la FLIP registra 12 amenazas y 1 asesinato.

La prensa, dicen que el cuarto poder, pero más que eso es y debe ser un contra poder, sin importar quien lo detente oficialmente. El periodismo es fundamental en las democracias por su rol de testigo y fiscal, reportea y denuncia mas no juzga, mezcla no permitida en los estrados, pero si en las salas de redacción.

Por otro lado, las redes y la internet han cambiado la dinámica del ejercicio periodístico. Ahora cualquiera puede abrir su canal, su blog, su web, y obviamente sus cuentas en redes sociales para decir lo que piensa. Algo positivo porque amplía geométricamente las voces que se expresan, pero que tiene efectos negativos al generar mucha desinformación. En este punto los periodistas de carrera deben asumir con ética su papel y tener siempre presente el deber de tener fuentes confiables, de contrastar, de no tragar entero, y no limitarse a vociferar opiniones. Eso debe diferenciarlos de algunos influencers que hablan por hablar.

 ¿Qué pensaría Gabo si estuviera vivo?… Él que criticaba el uso de la grabadora en las entrevistas por reemplazar la memoria que debe tener un buen periodista, perdería su fe en el oficio al ver que la Inteligencia Artificial puede generar cualquier tipo de contenido. Ya, lastimosamente, un reemplazo del cerebro.

Y es que hoy en día, cualquier puede entrar a Chat Gpt o a cualquier otra aplicación por el estilo para que le escriba una noticia, una crónica, hasta una entrevista. Por algo los expertos vaticinan que este oficio está en peligro de extinción y los únicos que pueden evitarlo son los periodistas de verdad, los de carne y hueso, los que le ponen humanidad al asunto. Es la única forma de competirle a las máquinas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios de Facebook

SOBRE EL AUTOR

Compartir en:

NOTICIAS RECIENTES

PAUTE CON NOSOTROS