Subsecretaria de minas de la Gobernación de Nariño, Johanna Andrea Morillo Guevara, es El Personaje 10.

Johanna Andrea Morillo Guevara, es profesional en Ingeniería Civil de la Universidad de Nariño, Especialista en Interventoría y Supervisión de Obras Civiles de la Universidad de Catalunya (España), Auditora en Sistemas de Calidad ISO 9001:2015 Universidad de Catalunya.

Se ha desempeñado en el campo del cálculo y diseño estructural, también ha ejercido labores como Directora e Interventora de obras civiles de la misma manera se ha desempeñado como Supervisora Técnica de Proyectos de Construcción de Edificaciones según la Normativa Sismo Resistente Colombiana en los departamentos de Nariño y Cauca. Supervisora de proyectos de infraestructura social con la organización FUPAD, (Fundación Panamericana para el desarrollo-FUPAD) en pro de municipios víctimas del conflicto armado en la costa pacífica Nariñense y alto Putumayo. En los últimos años ha trabajado como: Ingeniera Contratista de proyectos obras de mejoramiento de infraestructura de instituciones educativas, centros de salud y hospitales en los departamentos de Nariño y Putumayo. Actualmente se desempeña como Subsecretaria de minas y energía del departamento de Nariño.

¡Orgullosamente Nariñense!

Frente a los proyectos que viene liderando la subsecretaria, se encuentra el denominado: “Subsidios para ampliar la cobertura del servicio domiciliario de gas LP por redes en 18 municipios en el departamento de Nariño”, es un proyecto que beneficia a más de 18.000 usuarios, genera más de 700 empleos entre directos e indirectos, le apuesta al consumo de energéticos sostenibles y amigables con el medio ambiente, aporta a la reducción de más del 80% de emisiones de CO2, de la misma manera reduce en un 21 % la inhalación de material particulado. El departamento de Nariño el 55% de la totalidad de los hogares rurales, consumen leña y carbón como energéticos para la cocción de sus alimentos, lo que genera: padecimiento de enfermedades respiratorias agudas por la inhalación de gases y material particulado producto de la combustión de estos energéticos, esta problemática arrastra otra con una gravedad de igual magnitud que es la perdida de bosques en nuestro territorio. Este proyecto permite que los nariñenses sustituyan el uso de carbón y leña por energéticos más sostenibles y amigables con el medio ambiente como lo es el Gas, el cual es considerado como el energético de la transición energética. Paralelamente estamos trabajando en una fase más avanzada con otros proyectos que de igual manera le apuestan a la ampliación del servicio de gas combustible por redes en nuestro departamento beneficiando a a 28 municipios en total hasta el momento, también permite al nariñense un ahorro del 39% en el valor del consumo frente al cilindro. La meta del Plan Departamental de Desarrollo: Mi Nariño en Defensa de lo Nuestro se tiene contemplado como meta la ampliación de cobertura de gas LP por redes para 7 municipios del departamento, con estos proyectos se ha sobrepasado la meta. Actualmente el departamento cuenta con un 15.6% de cobertura de gas LP por redes en 10 municipios, con estos proyectos se llevaría al departamento a un incremento del 59.5% de cobertura del servicio en 38 municipios.

Es importante mencionar entre los proyectos que viene gestionando la subsecretaria de minas, proyectos de electrificación que permitirán la implementación de soluciones energéticas para 3 municipios de la costa pacífica de Nariño beneficiando con el servicio básico de energía a más de 700 usuarios beneficiarios pertenecientes a comunidades indígenas.

Además se está gestionando para incluir en el departamento una canasta energética, que sea dinámica y represente ahorro en el valor del consumo de los servicios básicos, y sobre todo, que genere impactos benéficos al medio ambiente y a la salud pública, para lo cual nos hemos articulado con la transición energética sostenible y amigable con el medio ambiente.  Igualmente se trabaja en 3 líneas: Energía, Gas y Minería con tecnologías limpias y ecológicas. En resumen, la subsecretaria expresa que el sector minero energético debe ser un aliado estratégico en el proceso de reactivación económica, ya que aporta al PIB de la nación, generando empleos directos e indirectos, regalías a las entidades territoriales y de la mano de la transición energética aporta a la sostenibilidad y protección del medio ambiente.

Comentarios

Comentarios