¡No han parado de quemarnos!

Un feminicidio compone las páginas de nuestra historia. Con gasolina y odio intentaron cegar la vida de María en Medellín, Antioquia.

María Ardila Reina, tiene 23 años, es oriunda de Girardoth, Cundinamarca, y es sobreviviente de un intento de feminicidio perpetrado por su padrastro. El día jueves sobre las diez de la noche, en el barrio Campo Valdés, al nororiente de Medellín, a María, su padrastro le roció gasolina y luego le prendió fuego.

Lugo de huir del ataque, buscó auxilio en un centro médico asistencial y hasta el día de hoy permanece en la Policlínica de Medellín, en donde se recupera de la agresión. De acuerdo al parte médico, la víctima presenta quemaduras en el 50% de su cuerpo, en el rostro, brazos y abdomen.

La secretaria de las Mujeres de Medellín, Juliana Martínez, manifestó que este ya era el segundo caso del mes de febrero de violencia de este tipo contra las mujeres e invitó a denunciar cualquier tipo de agresión. “Que sea esta la oportunidad para decirle a toda la sociedad que nada justifica la violencia contra las mujeres, en ningún contexto”, dijo la funcionaria.

El victimario ya está identificado y quedaría a disposición para responder ante las autoridades por el delito cometido.

Comentarios

Comentarios