Perdida catastrófica para la Nación de los Pastos muere el “Guerrero de Piedra”

Fotografía: Victor Hugo Villacís

 

Cobijando la noche del 04 de marzo del 2013, hacia las 17:40 en el hospital departamental de Nariño se apagó una legendaria luz y se dio el último suspiro de un genio artesano Nariñense… Al parecer una reactivación de un Lupus Eritematoso Sistémico (LES), una grave enfermedad autoinmune que suele tener exacerbaciones agudas y en ocasiones fatales habría sido la causa de muerte de este admirable ser, quien a pesar de que su padecimiento siempre fue leve, solía tener complicaciones severas muy esporádicas, y en esta ultima vez presento un ataque fulminante el cual cobro rápidamente su vida…

Fue entonces como al enterarme in so facto y habiendo sido amigo personal tanto del maestro Saulo Arturo Ordoñez como de su familia, no podía dejar de acompañarlos en este difícil momento y me dirigí inmediatamente a ofrecer mi más sincero pésame. Tengo que reconocerles que cuando llegue al hospital, en mi acongojada mente desconcertada me llamo mucho la atención el hecho de que parecía que el cielo lloraba su perdida, pues analizando el comportamiento del día en retrospectiva, caí en cuenta el haber visto una tarde con un marcado y profundo tinte gris en sus nubes, que posteriormente protagonizaron un prolongado aguacero nocturno… Al acercarme a la morgue en medio de la lluvia, vi como llego el cuerpo sin vida del maestro, que esperaría una caravana que ya venía en camino desde Berruecos en búsqueda de su personaje más simbólico de estos tiempos…

saulo2Todo este lúgubre escenario me hacía pensar lo duro y difícil de este momento, pues con recién cumplidos 59 años partía de la tierra, nuestra tierra, un ser de gran importancia para Nariño, Colombia y por qué no? Para la Humanidad… Pues el maestro Saulo Arturo  Ordoñez quien además de ser un excelente cantante y guitarrista, era un increíble artesano que tallaba y elaboraba construcciones en piedra al igual que su padre, su abuelo, su bisabuelo y toda una línea generacional que remontaba a épocas precolombinas e inmemoriables que al parecer enlazaban con herencias de los pueblos protomayas y protoaztecas que migraron y colonizaron las playas de Tumaco, lugar de donde se difundieron estos saberes… Pero que por cosas del destino y

desinterés de nosotros sus coterráneos, terminaron para siempre en él, ya que ninguna de sus descendencias o conocidos aprendió tan enigmática labor como es la de darle vida a la piedra, puesto que según explican sus hijos, ellos notaron prontamente que la talla no daba un digno sustento para vivir, pues eran pocos los que valoraban de manera adecuada el arte de su padre, pagando lo justo por ello, y por esto prefirieron dedicarse a otros modos de vida.

saulo3Tengo que aclararle mi estimado lector, que me parece que en la región, pocos sabíamos el valor de este humilde y amigable artesano, pues definitivamente la mayor de sus distinciones era haber sido el último tallador de piedra tradicional de Colombia y tal vez de Sur América, quien amaba tanto su trabajo, que a pesar de su LES, la artrosis severa deformante adquirida por tallar la piedra con martillos de hasta 10 Kgrs desde los 12 años, el no haber tenido la visión total de su ojo izquierdo y caminar con una muleta debido a que presentaba platinas en varias de sus vertebras producto de un desafortunado accidente automovilístico, continuaba enérgicamente con su pasión… Y es por esto que quienes lo conocimos conservamos una viva imagen de él mientras tallaba de sol a sol en el estrecho taller de su pequeña y humilde casa localizada cerca a la plaza central de Arboleda Berruecos, debido a aquel admirable esfuerzo que note desde que lo conocí me tome el atrevimiento de apadrinarle como el “Guerrero de Piedra”, pues su espíritu luchador parecía tener la dureza del mismo material que trabajaba.

En medio de esta triste perdida para todos nosotros agradezco a Dios que mediante las investigaciones que lidero en el Movimiento Cívico Alianza Nariñense (MOCAN), en el cual una de las prioridades que manejamos es rescatar del anonimato a las grandes figuras de la región, pude llegar a conocer a este hidalgo personaje unos tantos meses antes de que muriera y ello me dio la oportunidad a recopilar valiosa información de su biografía. Siempre que lo entrevistaba, reflexionaba dentro de mi mente al ver tanto potencial cubierto por los años y la enfermedad acerca del por qué en nuestra región existe una posición tan pasiva por parte de los entes gubernamentales, y una actitud tan quejumbrosa de todos los ciudadanos, pues quienes deberían de impulsar talentos como este, muchas veces no los conocen, los omiten, o en la mejor de las condiciones no van más allá de las condecoraciones protocolarias (Alcaldías, gobernaciones, Universidad de Nariño, Casa de la cultura, Academia de Historia de Nariño, etc…) y por otro lado, la gran mayoría de nuestros paisanos han dejado de lado la iniciativa ciudadana de los proyectos sociales y culturales en beneficio de todos, pues a veces pareciera que nuestra “cordura” esta nublada por dañinos utópicos anclados profundamente en nuestro colectivo mental (Lo mejor irse al norte, quien se queda es un fracasado, quien se fue y volvió es un inútil ya que su trabajo era tan malo que nadie lo contrato permanentemente en el norte, no vale invertir sueños o dinero aquí pues son crónicas de un fracaso anunciado, eso que hace el vecino son cosas inservibles y no valen lo que cuestan, etc… ) Y es por eso que hemos descuidado un lugar tan prospero como es Nariño, y muchos se han ido en cantidades alarmantes a luchar por causas ajenas, incluso afrontando en varias ocasiones escenarios verdaderamente hostiles, mientras que casos como estos que no son para nada inusuales no dejan de suceder en nuestro entorno, desangrando grave e irremediablemente nuestro patrimonio cultural. Pero pese a ello algunos aún siguen prefiriendo de manera inexorable aquel olor a tabaco, caña y brea, abandonando lo que realmente nos incumbe (solo por ejemplificar un cotidiano caso)…

saulo4Espero que este desalentador suceso no sea algo que refuerce ideas erróneas, y brote en ustedes conceptos como el que en estos días me dejo en el muro de la página de MOCAN un pintor pastuso radicado en Buga, quien en síntesis concluyo que por hechos como estos  fue que migro de Pasto, sino que sean causas para que nos proyectemos objetivos que aprovechen al máximo todo talento que radica en nuestro territorio, porque el hecho de que a veces los entes anteriormente citados no les den prioridad a estos personajes, no quiere decir que estemos de manos atadas, pues sabemos que también la gestión ciudadana independiente tiene importantísimo impacto y bien enfocada puede inclusive despertar el interés e inversión de las instituciones culturales nacionales o extranjeras, caso claro es el del excelente resultado de gestiones de iniciativa privada en Quito las cuales dieron como consecuencia la creación del Museo Mindalae en esta misma ciudad, agradable sitio que es el primero en su clase que investiga, recopila, preserva y promueve las culturas del norte del Ecuador (Pastos y Tumaco/La tolita) y fue financiado gracias a la gestión de ciudadanos Quiteños por ONGs de Bélgica, este es sin duda un excelente ejemplo que nos demuestra que definitivamente antes que quejarnos y criticar la pasividad del gobierno nacional y regional debemos de movernos, pues entre otras cosas dentro de este mismo tema, podemos recordar que nuestro departamento no dispone de un museo arqueológico idóneo y es por ello que año tras año todo lo encontrado o decomisado en tema de arqueología en Nariño va a parar principalmente al museo Julio Cesar Cubillos de la Univalle, museo de la Merced de Cali, museo de Cartago, museo de Palmira, museo de Zipaquirá y desde luego museo de cerámica y oro de Bogotá.

saulo5Quisiera concluir mis paisanos invitándolos a quienes habitamos dentro y fuera del departamento, para que enfoquemos más nuestra atención en fomentar, promover y multiplicar nuestros patrimonios regionales, puesto que estamos desprotegiendo muchas expresiones culturales, recurso humano y natural, preocupándonos más en ver como única opción el irnos a residir a otro sitio, siguiendo paradigmas absurdos y poco cuestionados de la comunidad Nariñense y dejando a la deriva estos talentos que pasan de anónimos a difuntos y quienes sin duda alguna disponen en varias ocasiones de mayores cualidades que homónimos de otra región y quienes con nuestra ayuda podríamos en conjunto construir un Nariño mejor y mucho más diverso.

Sentidas condolencias a su familia y al pueblo de Arboleda / Berruecos

 

 

 

Comentarios

Comentarios