“Políticas de Trump representan una regresión histórica”

Así lo señala la socióloga francesa Catherine de Wenden, quien habló en la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) sobre las políticas del nuevo presidente de Estados Unidos, la tendencia anti-inmigración en Europa, el aporte de los inmigrantes a las sociedades occidentales y el papel de la academia ante este fenómeno.

Esta experta en temas de inmigración, quien fue invitada a la U.N. por la Dirección de Relaciones Exteriores (DRE) de la Institución, dictó la charla “La ciudadanía y la inmigración en el siglo XXI”, en el auditorio Margarita González de la Sede Bogotá.

Agencia U.N.: ¿qué significan para el mundo las políticas anti-inmigración adoptadas por Donald Trump?

Catherine de Wenden (C.d.W.): es algo que deja muy mala imagen para la historia de Estados Unidos, que siempre se caracterizó por acoger a las personas que huían de las guerras o de los problemas económicos de sus países. Sin duda estamos hablando de una regresión histórica.

Agencia U.N.: ¿a qué se debe esta regresión?

C.d.W.: actualmente Estados Unidos se está enfrentando a una fractura geopolítica con los países de América Latina, debido a la “hispanización” que se está dando en el sur del país. En ese sentido, el muro que propone Trump se plantea como una solución para detener dicho fenómeno.

Agencia U.N.: en su obra, usted habla del aporte de los inmigrantes a las sociedades occidentales, ¿cómo se observa esto en el caso de Estados Unidos? 

C.d.W.: si no hubiera inmigrantes, el crecimiento demográfico sería negativo, la población se envejecería, lo cual afectaría el sistema productivo. Por otro lado, han diversificado la población de estados como Arizona, Nuevo México, Texas o California y han hecho aportes culturales, sobre todo en la cocina y en la lengua española, la segunda más hablada en el país.

Agencia U.N.: ¿y cuál es el aporte económico de estos inmigrantes?

C.d.W.: en Estados Unidos participan en todos los sectores. Incluso han consolidado una clase media en la que se destacan, por ejemplo, profesores y jueces. No hay que olvidar algo que también aplica para Europa: la mayoría entra al mercado laboral, paga impuestos, cotiza en seguridad social, consume, dinamiza la economía y permite el equilibrio entre la población activa y la inactiva.

Agencia U.N.: ¿cómo cree usted que se podría abordar el problema de la inmigración ilegal?

C.d.W.: hace falta una regulación masiva de la situación de los inmigrantes sin papeles. De lo contrario se estaría cometiendo una aberración económica, pues se detendría a gente que puede dinamizar la economía, pagar impuestos y cotizar a la seguridad social. Tampoco nos podemos olvidar de los derechos humanos.

Agencia U.N.: la elección de Trump viene precedida de otros casos como el Brexit, el protagonismo de la derecha en países como Francia o las políticas represivas en Hungría ¿Cómo explica usted esta tendencia?

C.d.W.: hay un temor de las poblaciones hacia la inmigración, de que este fenómeno les quite el trabajo o transforme la identidad de sus países. Los gobernantes tienen miedo de ese miedo, de ahí a que estén adoptando políticas cada vez más represivas.

Agencia U.N.: ¿Qué papel juega una institución como la U.N., y la academia en general, ante este fenómeno global?

C.d.W.: no hay que olvidar que la mayoría de inmigrantes de América Latina proviene de otros países de la región. Por otro lado, la academia debe educar hacia la diversidad cultural, por lo que es fundamental adelantar acuerdos y convenios con otras universidades del mundo.

Cabe recordar que la DRE también invitó a las autoras francesas Christine Detrez y Hourya Bentouhami, quienes ofrecieron charlas en la Sede Bogotá; entre tanto, Cynthia Fleury, doctora en Filosofía, estuvo en la Sede Amazonas y Nicole Lapierre, antropóloga y socióloga, en la Sede Medellín.

Estas autoras estuvieron presentes en el reciente “Hay Festival” de Cartagena y ofrecieron sus charlas en el marco del Año Colombia-Francia 2017.

(Por: fin/JFMM/MLA/LOF)

Comentarios

Comentarios