Ricaurte se viste de gala con sus fiestas tradicionales.

Por: Javier Delgado Fierro

Del 26 y hasta el 30 de junio, Ricaurte celebra sus  Fiestas Tradicionales San Pablo de Ricaurte. Cada año y finalizando el mes de junio, propios y visitantes celebran las Fiestas Tradicionales San Pablo de Ricaurte, que por primera vez  toman ese nombre debido a que la Diócesis de la  cual hace parte el municipio, no lo permite que se le dé el nombre de fiestas patronales como se acostumbraba llamarlas, porque según las creencias religiosas, no es bien visto la alegría, el jolgorio y las verbenas populares, homenajeando al Santo Patrono.

La  Administración Municipal, por respeto a la cultura y tradición del pueblo,  para esta ocasión  ha preparado un programa muy cultural, artístico, participativo y social, para seguir con la costumbre que desde muchos años  atrás se ha desarrollado en nuestro municipio. A partir del 26 de junio, Ricaurte se vestirá de gala con eventos donde pueden ser partícipes propios y visitantes, como también, personas de cualquier edad.

 

Habrá encuentro de danzas, marimbas, concurso de émulos de la canción, bandas musicales entre otras actividades deportivas, que para este año, el plato fuerte es la 4ª válida de moto-velocidad a llevarse a cabo el día sábado 29 y, para rematar homenajeando  a aquellas personas que con su ardua labor trabajan el campo, la Secretaría de Agricultura se hará presente con el ya conocido Día del Campesino, que vendrá cargado de actividades lúdicas, competitivas y recreativas  para la gente que día tras día nos trae sus frutos cultivados por ellos. Aquellos campesinos que con su honradez y tesón le “roban” el sabor al campo para saborearlo con muy poco reconocimiento, quienes dicen no haber venido de allá. La gastronomía y las manos creativas de las asociaciones, expondrán en estos días lo que con esmero han trabajado para su gente.

 

Desde ya, se hace extensiva la invitación a todas las colonias del departamento, para disfrutar de 5 días de fiesta, donde tendrán el privilegio de inmiscuirse en la cultura del pueblo ricaurteño, que siempre los recibe con su inmenso corazón verde.

Comentarios

Comentarios