Una doble calzada incompleta.

El pasado 25 de febrero, durante el primer periodo de sesiones ordinarias del Concejo Municipal de Ipiales, se desarrolló un encuentro entre el Secretario de Infraestructura de la Gobernación de Nariño, Mario Enríquez, y los concejales del Municipio de Ipiales. El tema a tratar era la terminación y entrega de la doble calzada Ipiales-Pasto y particularmente la construcción de los 15 kilómetros que faltan de doble calzada que corresponden al tramo comprendido entre El Rosal de San Juan e Ipiales.

Cabe destacar que en el pasado mes de noviembre, la Agencia Nacional de Infraestructura ANI y el Vicepresidente, Luis Eduardo Gutiérrez, asumieron el compromiso de enviar una comisión encargada de hacer un trabajo de campo detallado, una topografía, un presupuesto para saber cuánto cuesta la obra, con el fin de mostrarle a la comunidad alternativas técnicas que se presentan para cada una de las inquietudes. Hasta ese momento había el consentimiento de la comunidad para que el personal de la ANI entre al territorio.

Sin embargo, pese al compromiso adquirido, “el concesionario vial no tiene actualmente ya intereses para hacer estos últimos 15 kilómetros de doble calzada, creo que ellos jurídicamente están amparados también porque a ese contrato de concesión se le han hecho unos modificatorios, ellos dicen que ya agotaron su tiempo y prácticamente no es atractivo para ellos en este momento hacer la doble calzada en estos últimos kilómetros” manifestó el Secretario de Infraestructura de la Gobernación.

Durante su intervención, también manifestó, que después de concertar conjuntamente con las comunidades indígenas, en las visitas de campo se reconoció que efectivamente las obras son necesarias y que no son capricho de las comunidades.

Finalmente, los concejales del municipio manifestaron que a pocos meses de terminar el proyecto, la construcción de los últimos kilómetros de doble calzada solo depende de la voluntad del gobierno nacional y que los pueblos indígenas están prestos a dialogar. “Las entidades se burlan de los Ipialeños en cuanto al tema de la doble calzada”, dijo Wilson Morales, concejal indígena de la corporación.

Po su parte, el concejal Miguel Huertas, aclaró durante su intervención, que dentro del contrato se establecía que ni la ANI, ni la Unión Vial del Sur, están obligados a algo que es imposible. Que las entidades usaron la imposibilidad de obtener las licencias ambientales y de generar esa consulta previa como excusa para solicitarle al gobierno nacional que ese tramo de 15 kilómetros sea retirado del contrato. Finalizo diciendo que decir si la doble calzada se hace desde El Rosal de San Juan hasta Ipiales no es parte del debate, porque hoy legalmente y jurídicamente las entidades no están obligadas.

Comentarios

Comentarios