A recuperar la tranquilidad ciudadana.

412 visitas

Compartir artículo en:

Residentes del barrio Versalles de la ciudad ciudad de Pasto – Cra 36 entre calles 18 y 19- nos envían un video de lo que para ellos es su diario vivir. En plena Semana Santa y en días de recogimiento familiar, los bares y discotecas de la zona se toman las calles, invaden andenes y hasta se meten en los antejardines de las residencias. Un verdadero infierno que requiere la intervención urgente e inmediata de nuestras autoridades.
Al respecto y muy gentilmente el doctor Mauricio Rosero Insuasty, secretario de gobierno municipal, al conocer esta difícil problemática expresa que “Todos los fines de semana operativos en todo el sector. Muchas solicitudes de operativos de control por toda la ciudad que supera las capacidades de la administración, pero acá trabajando duro para devolver el control a esta ciudad agobiada por el desorden herencia de una administración negligente, permisiva y sin autoridad”.
Lo cierto es que ya es hora de poner en orden la casa. Intervenir inmediatamente estos negocios que no cumplen las mínimas normas de convivencia ciudadana, que alteran el orden, promueven el desorden y el consumo público de bebidas embriagantes y de estupefacientes.
Algo se tiene que hacer. Y pronto. La ciudadanía, se encuentra cansada, exasperada y agobiada por estas deplorable situaciones que rayan con la permisividad administrativa. Bastaría un video como el presente para imponer sanciones y otro tipo de medidas para los propietarios de estos negocios que se encuentran en zona residencial.
Ancianos, mujeres, niños, enfermos y residentes en general expresan su profunda preocupación. Son cotidianas las reyertas, gritos, insultos y agresiones de los invasores de esta zona. La convivencia se hace imposible al punto de presentar problemas de ansiedad y depresión.
Es urgente que en este sector y en muchos otros de nuestra ciudad se tomen urgentemente medidas que permitan recuperar la paz, la tranquilidad y la sana convivencia. Debe dejarse un ESTADO DE CALAMIDAD PÚBLICA por este tipo de situaciones y aplicar en su rigor las normas que nos permitan vivir en paz.
Lo de Versalles se repite en muchos puntos. Crece impunemente y es un verdadero caos que impide una vida tranquila y digna. Aunado a estos factores se suma la intranquilidad, la inseguridad, los robos y atracos. Además las calles se convierten en orinales públicos con las consecuencias sanitarias del caso.
Un llamado respetuoso a nuestros gobernantes y funcionarios. Sabemos que no es fácil recuperar nuestra ciudad de las manos de estos actores urbanos que actúan en el simple prurito de la las ganancia y el perverso comercio del vicio
No es fácil, pero se debe empezar ya….
30 de marzo, 12:03 a.m. Carrera 36

Comentarios de Facebook

SOBRE EL AUTOR

Compartir en:

NOTICIAS RECIENTES

PAUTE CON NOSOTROS