El ciclismo según “El Topo”

27 visitas

Compartir artículo en:

Por: José Arteaga 

(Twitter: @jdjarteaga) 

 

El ciclismo ha cambiado mucho. ¿Quién es el líder de un equipo, el que va de primero en la clasificación general o el que ha sido designado previamente como líder? Esta pregunta hasta hoy sigue viva, como hemos podido comprobar en la pasada Vuelta a España. No hablo de una regla imperante, sino de un acuerdo interno tácito. Pues bien, hasta 1977, año más, año menos, el corredor que lo hacía mejor en la primera etapa se convertía en jefe del equipo y todos trabajaban para él. Pero los propios ciclistas, viendo las características cambiantes de los prólogos, promovieron el cambio de tendencia y la jefatura se establecía antes de la competencia.  

 

Lo traigo a colación porque el primer líder la Vuelta a Colombia de 1977 fue Manuel I. Gutiérrez, gran llanista, aunque todo el mundo sabía que su jefe de filas era Rafael Antonio Niño, para quien tuvo que trabajar y quien a la postre fue ganador de esa Vuelta. 

 

El ciclismo ha cambiado mucho. En una entrevista para Radio Nacional, cuenta Jesús Agustín “El Topo” Chamorro, quien recibirá un más que merecido homenaje en la próxima Vuelta a Nariño, que los cambios en el ciclismo han sido tremendos. Y Cita el caso del peso de las bicicletas como ejemplo. ““En esa época corríamos en burras de hierro, que tenían un peso aproximado de 14 a 15 kilos, logrando así tener más potencia”, dice en un discurso parecido al del Martín Emilio Cochise Rodríguez cuando declaraba al diario La Patria: “Las bicicletas pesaban de 12 a 13 kilos, ahora son de 7 kilos”. 

 

En 1977 la Colnago de Eddy Mercx, que era la más liviana del mercado, pesaba 9,6 kilos, pero era una excepción. La mayoría pesaba dos kilos más. En ese entonces una bicicleta en promedio en Colombia rondaba los 12 kilos y podía llegar a pesar 14. Solamente la Benotto de Cochise pesaba 8 kilos, pero este era un peso apropiado para pista sin cambios ni frenos, no para ruta. 

 

Jonas Vingegaard, bicampeón del Tour de Francia usa una Cervélo S5, de fabricación canadiense y de diseño aerodinámico capaz del funcionar sin problemas tanto en montaña como en el llano. Sin embargo, él ha confesado que prefiere el modelo directamente anterior, la R5. En cualquier caso una maravilla que tiene transmisión Shimano Dura-Ace Di2, juego de bielas con potenciómetro Dura-Ace, frenos con discos de tecnología refrigerante ICE, tubulares Vittoria Corsa G2.0 Look, pedales hechos a medida, llantas con sistema de adaptación, manillar y sillín diseñados a medida, sin cables externos y con un micro computador Garmin Edge 830. ¿El peso? 7,58 kilogramos. 

 

El ciclismo ha cambiado mucho. Chamorro habla de la diferencia enorme que hay en la preparación de ayer y la de hoy. Y vuelve a coincidir con Cochise, quien afirma: “la diferencia está en la técnica, no había mucha táctica ni labor de equipo. Ahora se trabaja mucho en eso”. 

 

Por supuesto. La plantilla del Ineos Grenadiers donde corre Egan Bernal incluye un mánager general, un director de rendimiento, un director de operaciones, un jefe médico, un psicólogo, un entrenador jefe, un entrenador de competición, cinco directores deportivos y una serie de asesores para cada disciplina como las contrareloj. Estos directores tienen a su vez equipos completos de operarios que están todo el año trabajando, independiente de la preparación física concreta de los ciclistas y del programa anual de competencias. 

 

Ahí no termina la cosa. Ineos usa las instalaciones de la escudería McLaren de Fórmula 1 para trabajos de aerodinámica, telemetría y simulaciones de competencia. Eso le ha permitido mejorar toda su equipación, incluyendo la ropa, pues la empresa belga Bioracer las ha fabricado maillots especiales para rendir a máxima velocidad. Se conocen como How Fast Feels. 

 

El ciclismo ha cambiado mucho, incluso los reglamentos. Pero es natural porque las competencias han ido evolucionando y se han diversificado. Algunas disciplinas son nuevas y han llegado con sus reglas específicas. Para hacernos una idea. Cuando El Topo Chamorro corría la contrarreloj individual era una disciplina nueva y la contrarreloj por equipos no existía (llegó en 1984). Hoy las dos modificaciones más notorias son el número de corredores por equipo en las competencias World Tour y las bonificaciones en línea de meta. 

 

Otro aspecto de evolución es el avituallamiento. Cochise y El Topo contaban que en sus inicios no había límites en lo que llevan consigo. Pero justo a mediados de los años 70 se empezó a controlar el tema con zonas exclusivas en carretera. De la Vuelta a Colombia del 77 queda la sensación frustrante de un Chamorro que pudo ser líder de la misma en la etapa que terminó en Medellín, pero lo sancionaron con un minuto por haberse abastecido de agua fuera de la zona de alimentación. 

 

Por supuesto, hay que entender una cosa: La Vuelta a Colombia tiene una categoría UCI America Tour 2.2, una categoría ya del siglo XXI, y que hace parte de una época en que la Unión Ciclística Internacional quiso estratificar las competencias mundiales y se armó una polémica que tardaría años en resolverse. En otras palabras es un Circuito Continental y hace parte de una tercera división en la escalafón mundial. La Vuelta a Nariño está abajo y es una carrera de categoría nacional. 

 

La estratificación ha alejado a las competencias colombianas de la élite mundial y la verdad es que siempre estuvimos lejos. En este sentido la época de El Topo no se diferencia de la actual. El camino hacia la élite se hace por méritos propios que le permitan al ciclista ser fichado por un equipo que dispute categorías más altas.  

 

Pero lo que si está claro es que correr y triunfar en una época en la que las cosas no estaban tan reglamentadas, tecnificadas y desarrolladas tiene un mérito enorme. Para el ciclismo de Nariño, el papel de pionero. Eso es lo que fue, él y Colón Citelli, el otro homenajeado en esta edición.  

 

La séptima edición de la Vuelta a Nariño se llevará a cabo de 11 al 15 de octubre y tendrá cinco etapas: Túquerres-Guachucal (CRI), Samaniego-Ipiales, Yacuanquer-Pasto, circuito en Pasto, y Pasto-San Pablo. A nivel masculino habrá categorías élite Sub 23, juvenil y prejuvenil; y a nivel femenino: damas-libre, juvenil y prejuvenil. Una fuente de talentos para el futuro, como debe ser y como siempre ha sido más allá de la evolución. 

 

Comentarios de Facebook

SOBRE EL AUTOR

Compartir en:

NOTICIAS RECIENTES

PAUTE CON NOSOTROS

ARTÍCULOS RELACIONADOS