Manifestaciones culturales y pacíficas terminaron en brutal represión de la fuerza pública en Pasto.

A pesar de lo anuncios hechos ayer por parte del Gobernador del Departamento de Nariño, Jhon Rojas, y el alcalde de Pasto, German Chamorro, de no militarizar ni las ciudades ni los municipios del departamento con el único objetivo de garantizar el respeto al derecho a la protesta, los derechos humanos y la integridad de los manifestantes, en la tarde de ayer se evidenció todo lo contrario por el ejercicio de la fuerza pública en Pasto.

El pasado 19 de mayo la población pastusa se volcó a las calles una vez más para exigir al Gobierno Nacional las garantías para una vida digna en el país. Las manifestaciones de ayer respondían a un llamado nacional que el Comité de Paro había hecho a todos los colombianos para que una vez más en las calles colombianas los jóvenes, estudiantes, profesores, trabajadores y comunidad en general exijan el cumplimiento de sus derechos.

En la capital nariñense las manifestaciones desde diferentes puntos de la ciudad transcurrían con completa normalidad, las calles de la ciudad fueran testigos de las diferentes muestras culturales y pacificas que los marchantes habían programado para el día de ayer. Sin embargo alrededor de las cuatro de la tarde la fuerza pública se desplegó en el centro de la ciudad, provocando el despojo arbitrario de todos los que ahí se encontraban.

El concejal de la Ciudad, Erick Velazco, desde sus redes sociales publicó un video donde se puede ver como el ESMAD llega al Parque Nariño a terminar con represión y violencia el evento cultural que se estaba llevando a cabo sin importar que en el lugar también se encontraban niños. “Todo estaba muy tranquilo y de verdad es reprochable como está terminando el ESMAD esta movilización, es terrible la forma como nuevamente militarizan la Plaza de Nariño” señaló el concejal.

Desde su cuenta de Twitter, Erick Velasco también denunció la retención arbitraria de un joven a la altura de la Calle 15 con Carrera 27. “Juzguen ustedes la violencia contra cualquier que se les atraviese en el camino” manifestó el concejal.

De esta manera, las manifestaciones que de acuerdo al gobierno local y departamental serían pacíficas, respetando el derecho a la protesta y los derechos humanos, terminaron en una violenta y brutal represión por parte de la fuerza pública.

Comentarios

Comentarios