Sonda espacial japonesa arribó a la Tierra, trayendo consigo polvo de asteroide

Como un gran avance científico fue calificado el arribo de la sonda japonesa, que hace pocas horas arribó a la Tierra, trayendo consigo lo que al parecer sería muestras legitimas de un lejano asteroide.

0,1 gramos de “polvo estelar”, fue lo que recopiló entre otras informaciones esta sonda japonesa a lo largo de 6 años de viaje estelar por la Vía Láctea. Este material estelar según el equipo científico pueda ayudar a desentrañar los misterios del origen de la vida y de la formación del universo.

Como si se tratar de una película de ciencia ficción, la entrada en la atmósfera terrestre de la pequeña cápsula fue espectacular (del tamaño de un refrigerador), trazando un limpio arco en la noche que pudo ser recogido por las cámaras en Australia, donde aterrizó en una zona aislada. La cápsula se separó del Hayabusa-2 a una distancia de 220.000 kilómetros del planeta.

Según ello, por un lado la sonda pudo recoger polvo de la superficie, creyendo la comunidad científica que este material no ha cambiado desde la formación del universo.

Según señalamientos del Director del proyecto, Makoto Yoshikawa, antes de la llegada del aparato. “Cuando se trata de planetas más pequeños o asteroides, estas sustancias no se fundieron y por lo tanto creemos que ahí dentro había sustancias de 4 mil 600 millones de años atrás”. Además se atrevió a manifestar que “Quizás podemos obtener sustancias que nos darán indicios sobre el nacimiento de un planeta y el origen de la vida”.

Comentarios

Comentarios