UN HOMBRE DE VERDAD- POESÍA

Fotografía: Diego Rodríguez

Por: Leonor Bravo Burbano

 

Mucho tiempo en mi vida te esperé…

No sabía cómo eras,

Pero desde niña sabía que algún día

En el momento menos pensado de mi vida

Tú estarías esperando mi llegada

Y así fue, te encontré y me enamoraste

 

Eras tan fuerte, tan alto, tan sereno

Que calmaste mi ansiedad de mujer…

Llenaste mi alma sedienta de amor bueno

Me enseñaste a confiar, a tener esperanza

A mirar el futuro con ilusión y sin dolor

 

Contigo no tenía que fingir, todo era limpio

Me aceptabas y amabas como era

Una mujer alegre, llena de vida y emociones

Plena de pasión y de sueños dorados

De risas cristalinas y de bailes alegres

 

Eras serio y aplomado, todo un señor

Pero, amabas todas las locuras de tu chiquitina

Que llegaba con desparpajo hasta tu casa

Donde con ansia la esperabas despierto

Con música, poesía y botella de vino

Para sellar la velada romántica

Que hacía latir de gozo nuestras almas

 

Tu amor fue para mí cual bálsamo fragante

Que restauró mi ser hambriento de cariño

Fue un amor inmenso que llenó el vacio

De amores tormentosos que dañaron mi alma

De mujer amorosa expectante de dicha

 

Como no recordarte mi verdadero amor

Si por más que he buscado no he logrado

Encontrar en los brazos de nadie

Lo que tuve contigo, trato constante y tierno

Abrazos y caricias llenas de amor filial

Fui tu niña-mujer y eso es inolvidable

Qué más puedo decir… te añoro todavía

Comentarios

Comentarios