El jalón de orejas de la senadora Angélica Lozano al equipo del precandidato Romero.

La semana pasada, Javier Arteaga, primo del exgobernador Camilo Romero, publicó un tuit en el que señalaba que la Coalición de la Esperanza realizaba un evento con representantes de la vieja política, entre los que se encontraba el también exgobernador de Nariño, Antonio Navarro Wolf, mientras Romero, en ese mismo día, se reunía con jóvenes que van a votar por primera vez. “Se nota la diferencia” señaló Arteaga, además de calificar el evento como de innovación política.

Al respecto, la senadora del partido Alianza Verde, Angélica Lozano, desmintió la publicación de Arteaga, a quien le respondió que el evento hacía parte de un conversatorio del Partido Verde, en donde participaron 2 de sus copresidentes, que apoyan a Romero de acuerdo a la Senadora, dos precandidatos del partido y una periodista independiente. “Chévere saber cuál es la vieja y la nueva política” señaló la Senadora.

Romero, que en varios medios de comunicación ha manifestado ser representante de la nueva política nacional y que dice contar con una propuesta alternativa para los próximos comicios electorales, acarrea una larga lista de dificultades en su carrera política que pone en entredicho su discurso alternativo.

Su paso por la Gobernación del Departamento de Nariño, dejó una serie de sinsabores en varios sectores políticos y sociales que afirman que la administración de Camilo Romero, no logró dar cumplimiento al Plan de Desarrollo Departamental. Presentándose además, graves hechos de corrupción administrativa, uno de los cuales hasta hoy en día sigue estando en investigación por parte de la Corte Suprema de Justicia.

Esta investigación y los cargos imputados, según Romero, hacen parte de un proceso de persecución política que el exfiscal, Néstor Humberto Martínez, desencadenó en todo el país en contra de gobernadores y magistrados de la Corte Suprema de Justicia.

Por otra parte, la campaña política del exgobernador, alternativa desde su punto de vista, estuvo rodeada de los más variados representantes de la política, que él llama viejo poder,  en Nariño y en Colombia. Figuras políticas como la Representante a la Cámara Liliana Benavides, el hoy diputado Aníbal Álvarez, sobrino del ex congresista Tato Álvarez, el diputado Juan Daniel Pañuela, la Senadora Miriam Paredes y el Representante Felipe Muñoz, acompañaron y respaldaron esta campaña en el 2015.

Comentarios

Comentarios