La inspiradora historia del Coronel Sanders y la mejor receta de pollo del mundo.

Más allá de alcanzar una atractiva fórmula gastronómica, el mayor valor de una receta exitosa podría estar en su propio proceso, en su historial ejemplar. Hace un buen tiempo, a un hombre que pasaba de los 60 años le ofrecieron $200,000 dólares por su hotel, restaurante y gasolinera que había construido a través de toda su vida. A pesar de la crisis que se venía, rechazó la oferta porque no quería jubilarse. Muy poco tiempo después, construyeron una autopista que desvió el tráfico de donde estaban sus negocios y, como consecuencia, quebró.

La mayoría de personas a su edad hubieran tirado la toalla. Pero no este hombre. Él sabía cómo preparar un buen pollo, algo que había logrado durante toda la vida. Tomó su viejo auto y viajó por los Estados Unidos, intentando vender su receta de ave de corto vuelo a otros restaurantes. Su recorrido fue difícil. Su fórmula fue rechazada por más de mil negocios, antes de que alguien la tomara. A pesar de sus obstáculos, el hombre no se rindió, siguió buscando su meta apasionado y convencido de lo que tenía. El resultado fue finalmente favorable y llegó a acuerdos que estipulaban un pago de cinco centavos de dólar por cada pieza de pollo frito despachada.

En pocos años ya había empezado una pequeña cadena de restaurantes por todo el país, originada en Corbin (Kentucky), que luego se extendió por el mundo. Hoy se conocen como los famosos Kentucky Fried Chicken, ‘KFC’, una marca reconocida mundialmente y asociada, tal vez, con el mejor pollo frito del mundo. El creador fue Harland David Sanders más conocido como el ‘Coronel Sanders’ o ‘Coronel Kentucky’, nacido el 9 de septiembre de 1890.

Fue precisamente por su ejemplo, tenacidad y enorme éxito que creció su popularidad como cocinero; hasta tal punto que en 1935 el gobernador de Kentucky, Ruby Laffoon, le nombró “Coronel de Kentucky”. Era la máxima distinción honorífica del estado por aquellos tiempos. Más que un grado militar, era un alto reconocimiento ciudadano.

Hoy en día, KFC ha crecido hasta ser uno de los más grandes sistemas de cocina rápida en el mundo, y el Coronel Sanders se ha convertido en un símbolo del espíritu empresarial. Más de mil millones de cenas de pollo son servidas cada año. Hasta su muerte, acaecida en diciembre de 1980 por leucemia a los 90 años, el Coronel viajó por todo el mundo visitando los restaurantes de su franquicia que llevan su inolvidable imagen.

El niño ‘chef’ por necesidad y casualidad 

El padre de Sanders murió cuando éste tenía cinco años. Su madre fue forzada a trabajar y el niño Harland tuvo que cuidar de su hermano de tres años y de su hermana pequeña, lo que significaba hacerse cargo de una buena parte de la cocina familiar y otras pequeñas responsabilidades de hermano mayor. Su madre le dejaba las porciones de pollo listas para preparar y el chico intentaba adobarlas a su manera. Utilizaba hierbas y especias de forma arbitraria que encontraba a mano. Su madre al llegar apenas las fritaba y las servía tal cual para no frustrar su labor.

Un buen día llegó de casualidad un familiar y el niño le convidó de su pollo; el pariente quedó fascinado, entendiendo que era una preparación profesional. La madre se sorprende y le toma el verdadero gusto. Harland sin proponérselo tal vez, había logrado la combinación precisa para preparar sin complicaciones un delicioso pollo tostado. A la edad de siete años, con uso de razón ya era un maestro en varios platillos y perfeccionó una receta exquisita de pollo frito que él mismo había inventado en medio de la obligación casera.

Su éxito, derivado de su constancia, creció. La madre decide que debe ofrecerse al público y se inicia una romería enorme de visitantes y clientes consolidando con los años una gigante empresa familiar. Hoy KFC tiene más de 14.000 restaurantes en más de 80 países y es conocido desde su creación por su “receta secreta” de pollo frito que contiene once hierbas y aromas. Actualmente, el rostro de Harland Sanders sigue ligado a la cadena de restaurantes como su imagen corporativa.

La clave del éxito del Coronel Sanders, no solo estuvo en su fórmula secreta. Jamás decayó ante la adversidad, y empezó a revivir laboralmente después de los 65 años. Demostró que la perseverancia refleja siempre el estado de nuestra vida interior, de nuestra filosofía y de nuestra perspectiva. Que el éxito no se logra con cualidades especiales. Es, sobre todo, un trabajo de constancia, de método y de organización. Tal vez, esa sea la receta del mejor pollo frito del mundo.

Apostilla: se revela el secreto. Hoy, unos 100 años después se conoce la fórmula ‘secreta’ de la que podría ser la receta que accidentalmente inventó el Coronel Sanders, con sus 11 hierbas y especias. William Poundstone desveló el método de preparación original del pollo frito en su libro ‘Big Secrets’. Aquí están los ingredientes:

  1. 2/3 de cucharadita de sal
  2. ½ de cucharadita de tomillo
  3. ½ de cucharadita de albahaca deshidratada
  4. 1/3 de cucharadita de orégano
  5. 1 cucharadita de sal de apio
  6. 1 cucharadita de pimienta negra molida
  7. 1 cucharadita de mostaza deshidratada
  8. 4 cucharaditas de paprika (color en polvo que es mezcla de diferentes tipos de pimentón)
  9. 2 cucharaditas de sal de ajo
  10. 1 cucharadita de jengibre en polvo
  11. 3 cucharaditas de pimienta blanca

Comentarios

Comentarios