Exjefes del secretariado de las Farc-EP reconocieron este viernes ante el tribunal de la JEP la autoría en secuestros y transgresiones a los derechos humanos.

Los dirigentes del Partido Comunes, exjefes del secretariado de las Farc-EP, reconocieron este viernes ante el tribunal de la Jurisdicción Especial de Paz la autoría y responsabilidad en secuestros y transgresiones a los derechos humanos durante el conflicto armado en Colombia.

En el documento radicado hoy ante la Sala de Reconocimiento de Verdad y Responsabilidad de la Jurisdicción Especial para la Paz, el grupo asegura que estos actos los hacían principalmente para financiarse, aunque también para forzar un intercambio con guerrilleros encarcelados y controlar el territorio y a la población civil.

Este informe, firmado por siete exintegrantes del secretariado de las FARC que se acogieron al acuerdo de paz, señala que los secuestrados sufrieron malos tratos. “Estas circunstancias se dieron en el contexto de las difíciles condiciones de la guerra. Tales conductas nunca debieron ocurrir”, añade.

En otro de los puntos del texto, los integrantes del hoy partido político se comprometen a localizar los cadáveres de 100 personas que fueron secuestradas, ejecutadas y enterradas en algún lugar sin identificar.

Igualmente en su cuenta de Twitter, el partido político expresó que este es un proceso de reflexión en el que se va entendiendo la necesidad del reconocimiento, de poner las cosas no en los tecnicismos sino en un lenguaje que respete el dolor de las víctimas. “Este proceso complejo nos deja muchas reflexiones a nivel personal, como organización, como sociedad y a nivel internacional. Nos tocó la peor situación, un gobierno declarado enemigo del Acuerdo y del sistema de justicia transicional, eso viola la separación de poderes” manifestaron.

“Aquí presentamos nuestra condición de rebeldes en el marco del delito político, pero más allá de que los secuestros fueran errores fueron transgresiones al DIH, como revolucionarios debemos aceptarlos” afirman en otro tuit.

Por su parte, el Senador Antonio Lozada, expresó “asumimos como dirección ultima  que fuimos de las Farc-EP, la responsabilidad por ordenar capturas y privación de libertad de forma prolongada de civiles y de miembros de la fuerza pública y además reconocemos todos esos hechos y conductas, así como aquellas responsabilidades que se puedan derivar de las omisiones o de las imposibilidades de ejercer control efectivo del mando en las unidades dadas las condiciones y de la propia dinámica del conflicto en los años en que se incrementó la confrontación armada en nuestro país”.

Comentarios

Comentarios