“La verdad se construye de manera sólida cuando hay una justicia efectiva y proporcional”: Duque.

Este es un día donde se reúne la nación para honrar, para reconocer, para brindar respaldo, apoyo y compañía a quienes han sido víctimas de la violencia, es por esto que en el evento de conmemoración del Día Nacional de la Memoria y Solidaridad con las Victimas del conflicto armado, durante su intervención, el presidente Iván Duque invitó a una reflexión acerca del significado de este día para nuestro país.

Señaló que es importante que en “este día nos preguntemos en lo más profundo de nosotros, por qué una nación llena de alegría, de gente buena, llena de innovación y capacidad trasformadora tiene que celebrar un día que trae consigo tanto dolor y lamento, por qué un país que se ha construido laborioso, con espíritu de familia tiene un día donde estamos llorando  millones de compatriotas cuyas vidas fueron arrebatadas por la violencia”.

El Mandatario recordó que en 202 años de vida republicana de nuestro país, han sido múltiples las confrontaciones que se han dado por razones políticas. Afirmó que todas las expresiones de violencia han dejado heridas profundas en el pueblo colombiano y que a “esos pocos que han violentado a la nación, son a los que nosotros debemos categóricamente rechazar para engrandecer el espíritu sublime del artículo 22 de nuestra carta política, el que nos invita a hacer de la paz un deber y un derecho de obligatorio cumplimiento”.

Expresó que en el país no existe justificación alguna para que en virtud de ideologías o causas se lacere la integridad de otro ciudadano, “se equivocan gravemente quienes históricamente han pretendido que existen justificaciones políticas o mal llamadas causas objetivas para empuñar armas en contra de la integridad del pueblo colombiano”. En razón de esto afirmó que en Colombia “no existen asesinatos políticos, no existen secuestros políticos, no existen reclutamientos políticos, no existen carro bombas políticos”, “que no pretendan quienes estuvieron en esas causas dolorosas, ahora reivindicar sus acciones de violencia llamándose revolucionarios” dijo el presidente.

Expresó que en el país debe “reconocer que la palabra reconciliación no significa olvidar esos crímenes, ni mucho menos pretender que es la verdad la que se impone sobre la aplicación efectiva de la justicia, porque esa siempre será una causa a partir de la cual quienes están cometiendo constantemente actos de violencia, tengan aspiraciones negociadoras sobre la base de su poder criminal”, a lo cual añadió que esa actitud existen hoy en día en los carteles de la droga, en el terrorismo y en muchas otra configuraciones, por lo cual afirmó que “la verdad se construye de manera sólida cuando hay una justicia efectiva y proporcional”.

Puntualizó en que la reparación es un deber nacional en donde todos los  causantes deben actuar, sin embargo, señaló que en país “existe una triste desproporción, porque es el Estado el que ha asumido la mayor parte de esa tarea, porque entiende la condición de vulnerabilidad de las victimas pero que poco hemos visto a los victimarios aportar sus bienes y sus recursos para reparar a quienes tanto daño le infringieron.

“Hoy más que nunca nuestro gobierno reafirma su vocación reparadora que se vea además de manera clarividente con la extensión de la ley 1448 hasta el año 2031, que se ve materializada con las reparaciones colectivas y con el aumento significativo de la reparación individual” expresó finalmente Iván Duque.

Comentarios

Comentarios