ONU rechaza actos de violencia por parte de la fuerza pública en el marco de las manifestaciones en Colombia.

Marta Hurtado, portavoz del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, se pronunció sobre el derramamiento de sangre y el exceso de represión por parte de la Fuerza Pública en el marco de las manifestaciones en contra de la Reforma Tributaria y la imposición de políticas neoliberales por parte del Gobierno de Iván Duque.

La funcionaria señaló que existe una profunda consternación por los acontecimientos ocurridos  en la noche de ayer en Cali. “Expresamos nuestra consternación por los sucesos ocurridos y resaltamos nuestra solidaridad con las personas que perdieron la vida, con las que resultaron heridas y con sus familiares”, dijo la funcionaria.

Afirmó que la oficina de las Naciones Unidas en Colombia está trabajando para verificar el número exacto de víctimas y establecer las circunstancias de estos terribles incidentes en Cali, después de que la policía abrió fuego contra los manifestantes que protestaban contra la Reforma Tributaria, matando e hiriendo a varias personas según la información recibida.

Agregó igualmente que las personas defensoras de derechos humanos han informado que han sido acosadas y amenazadas.

Manifestó que hasta la fecha la mayoría de las protestas han sido pacíficas, sin embargo se vive una situación extremadamente tensa por el despliegue de soldados y policías para vigilar la protesta en varias ciudades del país.

Le recordó a las autoridades del Estado que su “responsabilidad de proteger los derechos humanos incluido el derecho a la vida y a la seguridad personal y de facilitar el derecho a la libertad de reunión pacífica”. “Resaltamos también que los agentes encargados de hacer cumplir la ley deben respetar los principios de legalidad, precaución, necesidad y proporcionalidad a la hora de vigilar las manifestaciones. Las armas de fuego solo pueden utilizarse como último recurso ante amenazas inminente de muerte o de lesiones graves” señaló la funcionaria.

Expresó finalmente que desde el 28 de abril la oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, ha recibido denuncias de al menos 14 muertes en el contexto de las protestas en varias partes de Colombia entre ellas la de un agente de policía.

Comentarios

Comentarios