Timochenko y Mancuso haciendo equipo por la verdad.

El día de ayer, el excomandante de las Autodefensas Unidas de Colombia AUC, Salvatore Mancuso y el último comandante de las extintas Farc, Rodrigo Londoño, alias Timochenko, sostuvieron una conversación telefónica donde trataron temas relacionados con su compromiso con las víctimas, con la verdad y con la paz.

Durante 12 minutos, los dos principales actores del conflicto armado colombiano, sostuvieron que cada uno de ellos tienen pendiente contarle la verdad al país y hablar de las responsabilidades que hasta hoy no se han esclarecido.

Durante la llamada, se habló de la posibilidad de que los dos puedan concertar un espacio frente a la Comisión de la Verdad, donde puedan contar sus verdades sobre la guerra. Londoño le manifestó a Mancuso que “Cada uno tenemos una partecita de la verdad de lo que nos pasó en este conflicto y necesitamos esa verdad, esa parte que usted tiene y necesitamos que la JEP lo escuche, necesitamos que la Comisión de la Verdad también lo escuche, porque es así de la única manera que podemos construir ese monstruo que fue la guerra en Colombia a través de la parte que tiene cada uno en este rompecabezas”.

También habló de su preocupación por el hecho de que la vida del ex paramilitar corra peligro; “Lo más seguro es que van a buscar silenciarlo, van a buscar matarlo y eso nos toca preverlo”, dijo. Al respecto, el exjefe paramilitar, quien se encuentra recluido en Estado Unidos, manifestó que  “Quieren que llegue a una cárcel en Colombia para torturarme, asesinarme y así silenciarme definitivamente: desafortunadamente mis verdades han sido y siguen siendo muy incomodas, involucran la responsabilidad del Estado y a personas de connotación nacional”.

De la misma manera, se trató la posibilidad de que Mancuso pueda acceder a la JEP, al respectó el ex jefe paramilitar reclamó que “El Estado no puede, como en mi caso, reclutarme, armarme, entrenarme, participar conjuntamente con nosotros en muchas de esas acciones, y luego que ese mismo Estado sea el que nos juzgue”, por lo cual ha buscado desde hace varios meses que la JEP le permita a él y a todos los actores del conflicto armado acceder a esta jurisdicción especial de paz. La intención es que por medio de la JEP, “contemos de manera pública esa verdad completa, para reconstruir esa verdad (…) para reconocer esa verdad sin pretender eludir esa responsabilidad como ha sucedido con el Estado colombiano y tantas personas y así evitar seguir padeciendo los rigores de la guerra, de la violencia”, dijo el exjefe paramilitar. Sin embargo, aunque la JEP le ha mantenido cerrada la puerta a antiguos paramilitares, pues ese grupo armado ya tuvo una justicia diseñada para ellos en la ley de Justicia y Paz; en días pasados el presidente de la Comisión de la Verdad, el padre Francisco de Roux, invitó públicamente a Salvatore Mancuso a acudir a esa comisión a contar las verdades que están pendientes.

Finalmente, Londoño dijo que la paz en Colombia, “Es nuestro deber, un deber moral, un deber ético y un deber ante las víctimas”; ese es el camino y me encanta Salvatore saber que estamos coincidiendo y que unimos esfuerzos para seguir avanzando en este compromiso, no va a ser fácil, pero aquí estamos”.

Comentarios

Comentarios