El universo infinito.

«Tembláis más vosotros al pronunciar la sentencia que yo al recibirla».
Giordano Bruno
Han pasado ya 422 años del brutal asesinato que sufrió el filósofo italiano quien el 17 de febrero murió quemado en la Hoguera en “Campo dei Fiori” bajo los cargos de “Hereje impenitente, pertinaz y obstinado”.
Este personaje ha sido emblemático de la libertad de pensamiento en los tiempos modernos, el mismo Giordano Bruno ha llamado mucho la atención por haber sido perseguido por las religiones de la época, decía un especialista en el pensamiento de Bruno “todos le tenían dedicada una hoguera”.
Hoy en día, este derecho a pensar diferente, a pesar de los grandes avances en materia de tolerancia, pareciera que se sigue en los tiempos de Bruno; la intolerancia, principalmente de orden religioso, político o filosófico. Sobre sus verdugos y asesinos exoresó: «No importa cuán oscura sea la noche, espero el alba, y aquéllos que viven en el día esperan la noche. Por tanto, regocíjate, y mantente íntegro, si puedes, y devuelve amor por amor».
En fin 422 años han pasado, el mismo Vaticano, no ha “perdonado” el pecado de pensar diferente que impuso Giordano Bruno con obras como “La Cena de las Cenizas”, donde hacía una crítica mordaz al pensamiento religioso de su época.
Sacerdote dominico, expulsado y condenado varias veces, intenso y sumamente crítico, un recuerdo a Bruno en la fecha que se rememora su muerte.

Comentarios

Comentarios